Archivo por días: 4 junio, 2015

Vecindario

¿Te acuerdas de esa vecina, una señora mayor que siempre que me veía en el ascensor o en el portal me llamaba José sin que nunca pudiera saberse la razón (o la razón de esa sinrazón)? Pues ahora que se ha hecho muy mayor (todos nos hemos vuelto entre muy y demasiado mayores en este tiempo) ha empezado a llamarme por mi nombre. De repente. Es algo inquietante, porque ahora que acierta, o atina, patina en el resto de su discurso. Este mediodía me ha abordado en ese espacio crítico del portal del que no te puedes escapar en caso de necesidad, y tras llamarme por mi nombre verdadero ha bajado la voz y la cabeza, como si fuera a confesarse, igual, para decir:

-¿Estás contento con las elecciones?

Y yo: -Es que no me tiene contento ninguno porq…

-Pues yo si estoy contenta porque haya ganado el de Podemos.

-Pero si no ha ganado Pod…

-Porque estos del PP lo que van a hacer es jo-der-nos a todos. Ya lo verás.

-Mujer, estos del PP ya hace tiempo que nos han jod…

-Ahora, te digo una cosa, con el de Podemos otra cosica va a ser porque este hombre está muy preparado, ha estudiado en un conservatorio de América y todo.

-…

-Y se le nota que sabe lo que hay que hacer.

-Han dicho que hoy va a hacer mucho calor.

-Lo que hace falta es gente preparada de América y de esos sitios. De un conservatorio que ahora no me acuerdo el nombre han dicho que ha estudiado el chaval.

-Y mañana todavía más calor así que habrá que quedarse a la sombra.

Mi vecina no ha dicho más (sólo ha dicho Sssst!, como si temiera que nos oyeran la fórmula secreta de la cocacola) porque entonces se ha abierto la puerta y ha entrado, en trotecillo grácil, una niña vecina de allá por las alturas donde el vecindario es un mundo desconocido y nebuloso.

La vecina que antes me llamaba José lleva unos años diciendo que lo que ella no quiere es morirse. A mí eso me produce mucha ternura porque no está enferma, no le pasa nada (le pasan años, le pasan los años, pero por lo demás está bien) pero tampoco tiene por qué pasarte nada para decir que tienes miedo a morirte, ¿no?. De hecho, yo lo veo como un gesto de afirmación vital. Por lo visto, su médico de cabecera no es de la misma opinión. Mi vecina dice que no quiere morirse y su médico dice que está deprimida. Me preocupa ese médico, la verdad.