Planes

Es cierto que hay muchas posibilidades, pero es que no me apetece ninguna.

Posibilidades de re-explorar este blog y posibilidades de explorar el mundo exterior. Pero la tentación de parar, de apearse del compás de las cosas, es factible. Por qué no? Quizá entonces volvería la voluntad a funcionar como debe: la intención concretada en la acción. Y quizá entonces volvería la música, y las ganas de hablar y de moverse y de luchar. Tengo que hacer una rectificación sobre la marcha: no es que no me apetezcan las cosas, es que no puedo. Se me dirá: es cuestión de ponerse. Pero si me lo dices, me entra mucha ansiedad, y me desmoralizo, porque entonces sé que no me comprendes. No te culpo, por supuesto. Cuántas veces he dicho yo mismo a tanta gente venga, va, déjate de historias, tú puedes. Y ahora entiendo la impotencia que se siente cuando algo tan fácil no es posible. Hay que escuchar al cuerpo cuando las señales que emite son constantes y no hay manera de convencerle. Y el cuerpo quiere parar. Cuando estos atardeceres hermosos de septiembre hago un momentáneo ensayo general de conceder al cuerpo lo que pide me invade una tranquilidad nueva, necesaria, balsámica, y comprendo que me estaré perdiendo muchas cosas aunque, a continuación, pongo en duda eso, porque empiezo a entender que la pérdida, la del tiempo, la de las oportunidades, la pérdida en general, sucede cuando te empeñas en ir contracorriente del instinto, y así no haces ni una cosa ni la otra.

Yo creo que estoy deprimido.

No puedo luchar, no me sale. Me asustó comprobar, una mañana, que la artropatía ha descubierto al fin la existencia del pulgar de mi mano izquierda. Recuerdo a los médicos y al cirujano que me implantó 8 prótesis en los dedos de ambas manos, asombrarse y alegrarse de que el pulgar, dedo fundamental, invento genial de la evolución porque hace pinza y por tanto otorga maniobrabilidad a la mano, estuviera intacto de afectación en ambas manos. La espalda y la cadera mejoraron un día, día y medio para ser exactos, luego volvieron a su ser, que es un no ser. Es el lado izquierdo del cuerpo: cadera izquierda, pulgar izquierdo. Ante eso no puedo luchar, delego en el elixir, este anti-TNF que lleva dentro 72 horas y ya se hace el sueco, el sordo, perdido andará en el torrente sanguíneo o por el torrente que circule. Quizá esté abrumado, quizá también deprimido y no pueda. Me lo inyecté, noté la mejoría momentánea y noté los efectos secundarios, que persisten.

Creo que todo es un cúmulo de cosas: despertó la enfermedad, me paralizó en todos los sentidos, y todos los sentidos venidos abajo seguramente alimentaron el despertar de la enfermedad. Y así, como en círculo.

Retirarse de la circulación, de las conversaciones, de las redes, de los proyectos, de los compromisos, a veces eso no es una huída sino una cura. Es más práctico sanar la herida que empeñarse en caminar sin fuerzas. Ese es el resumen. Les decía la otra noche a los vecinos que no sé por qué tengo desconectado el móvil, no sé por qué no atiendo al fijo, no sé por qué me cuesta tanto responder un mail, encontrar las palabras necesarias y componer las frases. Me paso el día borrando palabras. Pido disculpas a los cercanos. Lo único que me trae paz estos días es el silencio, leer y observar el atardecer de cada día porque cada día es distinto y ninguno tan hermoso como los que trae este septiembre que empezó ayer y ya se está yendo. Todo va deprisa mientras yo estoy de pie en el andén, observando. Ya llegará mi tren. Calma. Andante. Adagio. La inactividad aparente cumple una función y requiere atenciones. Este post suena, quizá, a repetido, pero no lo es, como los atardeceres de septiembre.

13 pensamientos en “Planes

  1. belén

    Escucha a tu instinto, MJ. Ese es el camino, sin duda alguna. Fluye y tómate un respiro, si eso es lo único que te aporta paz y tranquilidad. Y descansa. Y observa. Y si hace falta, nosotros tus lectores te encontraremos cada tarde en estos atardeceres de septiembre.

  2. Francesca

    Mirar es hacer, pensar es hacer, sentir es hacer… hay gente que cree (nosotros, a veces) que la vida es algo tras lo que correr, trenes a los que subirse, pero vivir es sobre todo observar, pensar y sentir. No estás inactivo.
    Disfruta de esos atardeceres y descansa. Ya escribirás. No hay prisa, estaremos aquí esperando para leerte.

  3. luna

    tomate tu tiempo. No tienes por que justificarte. Cuando vuelvan las fuerzas, y vuelvas, aqui estaremos esperándote
    ánimo Un abrazo de cariño y energía

  4. Esperanza

    Dedícate todo el tiempo que necesites. Disfruta de las pequeñas cosas que te hacen feliz : familia, escuchar música , cine , lectura, amistades . . sin agobiarte y haciendo lo que en ese momento te salga; sin estresarte. Como dice Luna, no tienes por qué justificarte. Tus seguidores-admiradores permaneceremos fieles, faltaba más. Muchos, muchos besos y disfruta de esa ” soledad balsámica ” . Eres un ejemplo para tod@s y te mereces lo mejor.

  5. Marcos

    Volverá la música, lo sé. Eres músico.
    Y las ganas de hablar. Eres emejota.
    Y las de luchar. Eres Mariano.
    Si necesitas una parada, un descanso, un tiempo… tómatelo. Y volverá todo eso. Nosotros no hace falta que volvamos, porque seguiremos aquí. Un abrazo fuerte y mucho ánimo.

  6. Pilar

    Ay, ay, ay……emejota, como dijo no se quién “No estás deprimido, estás distraido”, cambia de camino cuantas veces haga falta, viaja a ese mundo interior para oír su silencio y respira profundamente para oír a tu corazón. Refugiate en la música ( maravilloso refugio)
    y no te justifiques, haz lo que te de la real gana……
    Septiembre ya se va no importa donde, solo importa su recorrido. Subete en el tren y vete a cualquier parte donde seas feliz.
    Pero, por favor, no te olvides de la gente que te quiere y como te dice Belén ” te encontraremos cada tarde en los atardeceres de septiembre”
    Un beso

  7. C.

    Está muy bien saber distinguir entre las posibilidades que parecen reales y las que son factibles, y obrar en consecuencia. Si lo analizas así, lo que tú puedes no está al alcance de todo el mundo -aunque lo parezca-; y, por supuesto, a la inversa, no nos vamos a engañar; así que comprendo tu frustración y admiro todo lo que puedes solo por ser tú y pese a las limitaciones.
    No tienes que disculparte con nadie.
    Saber contemplar el mundo y vivirlo sin tanto hacer, ser… A lo mejor es lo que ahora toca. Un abrazo más (espero que reconforten un poco)

  8. Héctor

    Paso por aquí de puntillas y con pocas palabras, para no interrumpir el descanso ni el silencio. Al aguardo de mejores momentos. Desde aquí, emejota, un renovado deseo de ¡ánimo! y un fuerte abrazo.

  9. Pilar

    La ley de MURPHY existe. leo el programa del Senior y…………..
    del 15 al 23 de octubre me voy a Munich. No digo mas…………
    Un beso

  10. Sorgina

    Suerte, paz, ánimo, energía, tranquilidad, descanso, vida. Esos son todos mis deseos para Emejota.

Deja un comentario: