Padrino

Estoy contento porque los alumnos del Programa Senior de la Universidad de Navarra en Pamplona, aquellos con quienes compartí tardes en el jardín de Monet a los sones de la música de vapor de Debussy y con quienes, más tarde, me somé a la pantalla en blanco y negro del cine para mostrarles las 400 sorpresas de “Los 400 golpes”, de Truffaut, me han elegido padrino de la promoción. Y aunque soy poco de aulas magnas, menos aún de encorbatamientos y demás, acepté inmediatamente porque sé que la designación nace del afecto y también desde el afecto es correspondido. Me han dicho que tengo que pronunciar un discurso, pero no saben que me ha tocado hacerlo en mi periodo de tecla anestesiada. En cualquier caso, se ha hecho lo que se ha podido. Lo importante es que el discurso deja constancia de lo importante y lo importante es mi apoyo a lo que hacen, mi enhorabuena y mi agradecimiento. Sobre todo el agradecimiento.

Como me tratan muy bien, resulta que Pilar y Carmen vienen a buscarme en coche hasta aquí y luego me traen de vuelta a casa. Como la Cenicienta, igual. Ha salido de ellas, que conste, queyo ya me iba para la taquilla de la Renfe. Que hagan 90 km para buscarme, otros tantos para llevarme, y que al final de la tarde repitan la operación pero a la inversa dice mucho de estas personas y de la química que se estableció en aquellas tardes de trabajo con ellas. Ojalá se repitan. De momento, como padrino se es una vez, yo voy tan contento a disfrutar de la tarde, a acompañarles en el acto de clausura y a dirigirles esas palabras cariñosas.

Eso, esta tarde.

8 pensamientos en “Padrino

  1. Marcos

    Cómo te quieren. Cómo serán tus clases, que generan esa complicidad tan difícil a veces de conseguir con los alumnos. Enhorabuena (ya nos contarás qué tal ha ido todo).

  2. C.

    No estaba a unos metros, jo. Ya me hubiera acercado de haber sido así, sobre todo por verte con la corbata (momentazo), y entre los terciopelos :P
    Me tienes que contar!
    (Es que el padrinazgo estaba cantado, cómo no)
    BESOS :)

  3. Pilar

    Pero, ¿como no vamos a traer y llevar a nuestro querido “profe” al que hemos nombrado “Padrino de este Curso Senior”?. Vamos y volvemos hasta donde haga falta y si nos equivocamos en el camino…, rectificamos y a otra cosa ¡Faltaría mas!
    Aunque no te gusten las corbatas y esas cosas (a mi tampoco los tacones y demás perifollos que nos ponemos para estar monas), tu discurso estuvo MAGISTRAL, digno de un “Aula Magna” Las caras de mis compañeros que tenia enfrente me lo decían todo, los conozco un poco y estaban disfrutando con tus palabras. Eres único Mariano. La Naturaleza ha sabido compensarte con creces lo que te ha quitado por otro lado.
    Ahora nos espera una primavera y un largo verano en el que guardamos tu “lamparita” para que en el próximo curso luzca con todo su esplendor.
    Un abrazo de todos mis compañeros y de nuestra entrañable coordinadora
    y de mi parte UN BESOTE muy grande
    Pilar

  4. carmen mendiondo

    Mi querido niño, lo que dio ayer de si, gracias,gracias, grascias, deleite
    de verte, escucharte, observarte y sobre todo percibir el inmenso cariño
    que trasmites con tu mirada . Ha sido un inmenso regalo haberte oido
    tanto en el Aula Magna como en el trayecto de ida y vuelta a Tudela, me
    hizo sentir bien el oir tus carcajadas a pesar de que sabíamos que no
    era precisamente tu día. Cuidate porque te necesitamos. Un achuchón
    Carmen

  5. Pilar

    Este comentario es para tus lectores Mariano (no lo leas)
    C.- como te perdiste el “momentazo” de verlo con corbata, puedes mirarlo en la foto del Diario de Navarra del Sábado 26 (¿A que está guapo?) con todos nosotros que lo queremos tanto. Con la emoción de los aplausos después de su discurso, paso algo que se me quedó clavado en el corazón para siempre.(ésto es solo mio).
    Marcos. éste chico es un regalo, se ha llevado los dones de unos cuantos. constantemente nos entusiasma.
    Bueno vale, no vaya a ser que lo sea y se nos ponga chulo

Deja un comentario: