Sorpresa


Apareció un mail de la productora de El Hormiguero. Me sorprendí, aunque en estos mundos de internet cada vez sorprenden menos las cosas: nunca el mundo estuvo tan conectado y cercano. Pedían una ayuda para elaborar el guión de cara a la visita de David al programa. Qué le gustaba, qué anécdotas podía aportar, cómo se le podría sorprender, cómo entrarle, etc. La conversación fue fluída a través de varios mail y llamadas telefónicas y se me ocurrió, casi al final, dejándolo caer con reservas porque a mí me parecía un detalle simpático pero a ellos pues qué se yo, decirles que en su reciente visita a casa se había dejado olvidado el reloj de pulsera y que aunque es un reloj normalito sé que le tiene un cariño especial. Sugerí enviarlo por mensajería y que el presentador lo llevara puesto para hacer una broma y sorprenderle con la aparición, allí, del reloj que quedó aquí. Los guionistas dijeron que sí, sí e hicieron espacio en el papel. Y a Nacex que llevé el reloj, en una cajita, después de obtener de producción el compromiso de que el reloj estuviera a salvo hasta el programa, que si no, el chico me mata o algo.

Salía de Nacex y justo entonces llamó David. Llovía. Qué haces?, preguntó. Pues aquí, de recadillos, contesté. Y qué recadillos son? Llovía más fuerte. Pues unos, dejé caer en puntos suspensivos poniéndome a cobijo de un portal. Ah, se escuchó al otro lado del teléfono. El papelito que entregan en la oficina de mensajería estaba mojado pero no decía nada diciéndolo todo: dirección de entrega, teléfono y demás.

Al final, la sorpresa mereció la pena. A David se le vio momentáneamente descolocado, reacción que buscan las sorpresas; cuando hizo girar a un lado y otro la silla delató cierta emoción y nerviosismo y la reacción posterior de alegría y de un hablar rápido la reconozco: es el maquillaje profesional del actor a la emoción personal sentida por dentro. Si ves el vídeo que hay debajo se nota perfectamente. En casa, a mí se me puso una sonrisa y un algo más, no sé, una emoción. El mismo algo más que se le puso a Marlene, según me dijo días después por teléfono. Y creo que no fuimos los únicos. El “algo más” que se siente por quien quieres cuando le ves contento. Reconforta eso.

6 pensamientos en “Sorpresa

  1. Pingback: Tweets that mention La Idea del Norte » Sorpresa -- Topsy.com

  2. Pilar

    ¡Que majillo, el chaval!, como te nombra!
    No conocía mucho a este chico, porque mi tele hay botones que no tiene, el 3, 4, 5, ….. bueno, tiene pocos.
    Lo vi de pequeño en la peli de Cachorro y lo recuerdo como un crío encantador.
    Esta guay…!

  3. Marlene

    Esa emoción que despierta las sonrisas, el aysss interno del cariño, muchas sensaciones y pocas palabras para describirlas.
    Seguro que no fuimos los únicos, pero me siento afortunada por teneros tan cerca.
    Un beso enorme a mis dos Peter.

Deja un comentario: