Cumpleaños

Hoy es mi cumpleaños. 41. Miro perplejo el número, incluso lo he pronunciado hace unas horas hablando con Esther, y se me hace extraño, no sé si porque no me identifico con ese número o porque no me importa. En cualquier caso, como me voy haciendo mayor, voy aprendiendo cosas, y lo que he aprendido este año es que lo importante es cumplir. Estar. Para las personas a las que la medicina nos ha puesto la etiqueta “irreversible” en el apartado diagnóstico, un cumpleaños no es un día cualquiera. Hombre, tampoco soy de los que tira cohetes, pero por lo menos es para pararse a pensar un poco en ello, en que no es un día cualquiera. Eso pasa cuando abro los ojos cada 15 de enero y pienso, como si paladeara cada palabra: hoy es mi cumpleaños. Y así empieza el día.

A veces, y este año es una de esas veces, también ocurre que la noche anterior, con el portátil en las rodillas, sentado en el sofá frente a la tele, y con mi madre jugando a la maquinita de los Sudokus, en el otro sofá que forma ángulo recto con este, a mi derecha, pues ocurre que le miro de reojo, concentrada como está en los números, y me veo con ella, por ejemplo, en el pasillo del Hospital de Navarra en un día de 1983, o de 1987, o de 1995, o de 1999, o de 2006. Elijas el año que elijas allí estábamos los dos. Y estar aquí los dos, ella con lo sudokus, yo tecleando este post, y la tele pasando una peli, hace que se me ponga una sensación en forma de hormigueo en las sienes, no sé cómo explicarlo. Lo importante es que no es una sensación mala, al contrario.

Este cumpleaños vienen los sobrinos. Tan contentos y es comprensible: es el primer cumpleaños del tío en el que no hay cole. No había caído yo. Ellos sí. Los sobrinos son muy despiertos. Comeremos fuera. Un día así me gusta dedicármelo a mí mismo, y tentaciones tuve de hacer una escapada en el día y pasear por otras calles o por otros bosques, según destino. Pero este año es casero y familiar. Y tranquilo. Para el próximo sábado -cosas de las agendas- queda pendiente una pequeña cena en casa con unos amigos así que este será un cumpleaños en dos actos. Y eso está bien porque será otro recordatorio de que estamos. La gente que me rodea, yo, todos. Estamos. En mi caso no hace falta que llegue un 15 de enero que me le recuerde pero me ayuda a compartir la vivencia con quienes quiero y me quieren.

16 pensamientos en “Cumpleaños

  1. Marcos

    Lo primero, muchas felicidades, de corazón. Lo segundo, enhorabuena por poder conjugar el verbo estar en todas las personas, porque puedes decir “estoy” y “estamos”, que al fin es lo que cuenta. Y lo tercero, gracias: porque fue justo hace un año cuando comenté algo por primera vez y, en todo ese año, he recibido mucho desde este norte.

    Pues eso: Felicidades. Enhorabuena. Y gracias.

    Un abrazo enorme

  2. toni

    dice mi cuñada, que para estas cosas es muy sabia, que el día de tu cumpleaños es obligatorio cogerte vacaciones en el trabajo. y pasear, y comer fuera, y comprarte algo que te guste, y tener uno de esos días que recuerdas porque tuviste uno de esos días. y luego celebrarlo como quieras, con amigos, con familia, solo. eso da igual. pero, como dices tú, el día de tu cumpleaños es importante. no por nada, sino porque ese día, ese preciso día, ya puedes decir que has vivido un año más. y eso es algo que hay que celebrar.
    molts d’anys, emejota. te envío un cachito del sol que entra por la ventana y que te obliga a salir a la calle con una sonrisa.
    y, como siempre, gracias :)

  3. La vecina

    Me faltaba dejar un estirón de orejas en el Norte, y confirmar agenda para la semana próxima, con un cielo rabiosamente azul que invita a disfrutar del día.

    FELICIDADES

  4. A.

    Muchas FELICIDADES!!!! Cuanto me alegro de que, además, haya salido un día tan precioso, con tanta luz.

    … no sabes cuanto me alegro yo de que ESTÉS

  5. jotadejaen

    Yo tambiem te deseo un feliz día de cumpleaños.Me gusta celebrar siempre los cumpleaños,los mios y los de los demás que me importan.No hay que perder la ilusión,aunque a veces la vida nos de un revés.

  6. JAC

    Felicidades, Mariano. todos somos, de algún modo, irreversibles. Carpe diem. Es lo que nos queda

  7. Montecierzo

    ¡Ya llegó el cuarenta y uno!
    Como cifra no está mal.
    Para alegrias son muchas,
    para abrazos mucho más.
    Son como un banco y un árbol
    donde poderse apoyar
    para gozar de su sombra
    y sentarse a descansar
    cuando la mente se agota
    de componer y tocar.
    ¡Feliz día, feliz año,
    mucha música, mucha paz.

  8. C.

    Pero si te había felicitado aquí esta mañana! Habré escrito en el blog de otro??? Felicidades y abrazo muy muy grande! Espero que hayas disfrutado el día :) Beso de buenas nochesss

  9. emejota Autor

    Muchas gracias a todos. Pero muchas. A los que me habéis felicitado aquí, en otras redes, por mail, en persona… No importa el medio. El cariño y el afecto llegan igual y hacen el mismo efecto.

    Un abrazo grande para todos!

Deja un comentario: