jump to navigation

Alcobas 8 enero, 2011

Escrito por emejota en : Cine

Un ladrón en la alcobaEs curioso comprobar cómo las películas de los años 30 han envejecido notablemente de 20 años a esta parte. Quizá no han cambiado las películas, hemos cambiado nosotros. Si la comedia de los años 30 nació y brilló para poner luz durante hora y media en el triste panorama social resultante de la Gran Depresión norteamericana, esta crisis global nos alcanza refugiándonos en la contemplación de las truculencias ajenas que desfilan en los sálvame de la tele. No lo digo yo, lo dice el share y lo dicen también los empresarios de las salas. Ha cambiado en nosotros también, inevitablemente, la forma de leer y comprender la imagen. Aún así, y precisamente por eso, es fácil advertir con regocijo que los cinco primeros minutos de “Un ladrón en la alcoba”, o “Trouble in Paradise”, de 1932 y de Ernst Lubitsch el grande, atesoran un talentazo difícilmente encontrable en los tiempos de las 3D y el arsenal digital. Las frases ingeniosas, el ritmo en los diálogos, los dobles sentidos, las alusiones sutiles y mordaces, envueltas las unas en las otras y viceversa, abundan sin descanso. Y la cámara está siempre donde tiene que estar para contar la historia, eficaz y sin alardes, indispensable y sin hacerse notar, como tiene que ser, pasándoselo bomba jugando con cortinillas, transiciones, grúas y demás elementos al servicio de las correrías de este ladrón de guante blanco, Gastón Monescu, que sube y baja escaleras a toda velocidad, besa elegantemente la mano de las señoras adineradas de Venecia mientras les birla las perlas y todo sin arrugarse el impoluto traje. Para llamarse Gastón Monescu merece la pena ser ladrón por un rato en blanco y negro y con gomina.

Un ladrón en la alcobaHay un talento en Lubitsch que tropecientos años después no vamos a descubrir, o sí, porque habrá generaciones, hay generaciones, refractarias al blanco y negro donde se esculpieron a golpe de brillantez las grandes comedias de la alta comedia. Su habilidad para poner en marcha el engranaje del juego y dominarlo a la perfección, con sus equívocos, sus trampas, la pizca romántica al cóctel ácido, su concesión al claro de luna, la gamberrada súbita, la cita recurrente (la de las enamorados y la que se pronuncia), los enredos que suceden tras las puertas que se nos cierran en las narices dejando a la cámara compuesta y sin saber qué hacer, la elipsis que apela a la complicidad del espectador y agiliza veloz el ritmo, valor sagrado en toda comedia que merezca tal nombre, todo eso y mucho más es Lubitsch. Mucho más es la mala uva y la buena intención, el decir sin decir diciendo, y, como ejemplo, esta comedia maravillosa recién editada, al fin, en dvd.

Mi adolescencia es un ciclo Lubitsch de la segunda cadena grabado con mimo en cintas beta, desde “Montecarlo” hasta “La dama de armiño”, qué quieres que le haga si para mí era descubrir un tesoro tras otro cada semana: “To be or not to be”, “El bazar de las sorpresas” y este Ladrón en la alcoba en la que hay ladrones de joyas y de corazones, donde tras la frase seria hay un inserto de un gondolero dándole al osolemío pero llevando basura en lugar de amores que al final, lo más probable, es que terminen en el vertedero y donde en el momento en que la temperatura sube y hay que meterse en la cama, y no precisamente por fiebre, la cámara se las arreglará para salirse con la suya en un tiempo en el que no se podían mostrar según qué calenturas.

“¿Sabes, François? El matrimonio es un precioso error que dos personas cometen juntas. Pero contigo, François, sería sólo un error”, dice frívolamente Madame Colete haciéndose la lánguida al tiempo que da vueltas a la aceituna del cóctel. En el piso de arriba una sombra se desliza furtivamente con la combinación de una caja fuerte en la memoria y un gondolero canta a la luz de la luna. La brisa balancea las cortinas a medianoche.

Comentarios»

1. Tweets that mention La Idea del Norte » Alcobas -- Topsy.com - 9 enero, 2011

[...] This post was mentioned on Twitter by Mariano Jiménez, No sé de Cine. No sé de Cine said: La Idea del Norte » Alcobas – http://voy.li/fLfJBH #cine [...]

2. Lili - 9 enero, 2011

Me encanta Madame Colete! :)

3. Marlene - 9 enero, 2011

Entre ellos también hay química,magia.
Quizás una escena de amor a primera vista??
Muy buena película.