Conocer

De lo que me he dado cuenta esta tarde en la presentación del 3er volumen de La Idea del Norte, en la biblioteca de la sede histórica de Diario de Navarra, a unos metros de la Plaza del Castillo, es que hay gente que me quiere y que me conoce. Las dos cosas parece que se tienen que dar juntas pero si lo pensamos un poco, pues va y no siempre es así. Pues a emejota yo creo que esta tarde le ha pasado eso, cuando para unos cuantos lectores ha dejado de ser un emejota de 5 años para ser un Mariano de 40 (y emejota, a su vez, ha puesto rostro a sus lectores, veteranos unos, recién llegados otros). Y en la entrevista, cálida, planteada por Belén Galindo (gracias, Belén) me he enterado de que saben, muchos, que ahora, las tres y tres de la mañana, era probable que escribiera un post, y saben también de la vecina, y la abuela, y Lindsay, y toni, y de la lamparita y las palabras en negrita, y de Wendy, y de las heridas y los paseos, las ironías y mis silencios y ausencias de este sitio. Y lo que no sabían me lo preguntaban, como lo que hay detrás del blog, en la trastienda, sobre el cómo, el por qué ésto y lo otro, el hasta cuándo, etc. Y el intercambio que se produce entre lectores y autor, que supongo que será de un balance satisfactorio para ambos cuando aquí seguimos.

Y es verdad, sí, reconforta que a uno le quieran aunque le conozcan o, mejor dicho, que le quieran porque le conocen. Reconforta lo que te dicen, lo que lees al llegar a casa; conmueve lo que alguien me ha dejado en Twitter y el mail que alguien acaba de escribir mientras empezaba a redactar este post hace unos minutos (prueba de que saben que a estas horas estoy a los mandos). Como hay una palabra que me gusta mucho y que ha salido hoy: complicidad, sabrá comprender quien ha escrito el mail, que responda mañana, que ya es hoy porque mira las horas y sigo con el sueño denso. No sé si estaré incubando algo porque tengo dolor de cabeza y el estómago dando alguna vuelta intentando centrifugar una cena que ha sido escueta, nada, una ensalada.

Me han gustado el silencio y las risas, ambas cosas sinónimos de conexión, y me ha gustado pasearme por esa calle Zapatería tan del Pamplona antiguo y tan de Navidad. Y se me ha puesto un algo de nostalgia al pasar por aquella Casa Arilla que yo daba por extinguida hace décadas, tienda de partituras e instrumentos musicales de las de los tiempos de opereta. Allí me compró el abuelo los dos tomos que recogen las Sonatas de Mozart cuando yo era niño y aún los conservo como nuevos y en activo, habiendo sido usados tanto y tanto, fuente inagotable de placeres al tacto de tecla, blanca y negra. He mirado de reojo el escaparate, pero no he dicho nada, como cuando te encuentras un silencio en el pentagrama.

10 pensamientos en “Conocer

  1. C.

    Pues fíjate que ayer no podía dormir y a punto estuve de mandarte un mail (te lo mando enseguida porque eres el especialista en Peter Pan y tengo una cosa dentro que es de trastienda…)
    Ayer disfrutamos, pero daba cosa romper la conversación entre estrevistadora -que lo hacía muy bien, por cierto- y entrevistado -que lo hacía bastante bbien, también ;)-; queda pendiente para la presentación de la Idea 4.
    Mira por donde, el señor de Casa Arilla -la Casa Arilla de nuestras infancias- entró ayer cuando estábamos tomando algo y hablábamos de lo pequeñito que es el mundo :)

  2. Lili

    Me alegra leer que ciertas cosas reconfortan (no sé poner negrita en los comentarios). Pero piensa que las cosas no suceden porque sí. Tú te lo vas ganando. Espero poder ir algún día a alguna presentación de las muchas que seguirás haciendo (libros, cortos…lo sé!), y poder ver eso que cuentas, en vez de leerlo.

    Besos!

  3. belén

    Gracias a ti mj, por darnos tanto en este espacio indefinido y tan cercano que es La Idea del Norte. Lo de ayer fue más que una presentación de tu tercer libro. Fue una especie de alquimia donde tus lectores pudimos devolverte un poco de tanto… Unas pocas palabras, miradas, unas pocas risas, sonrisas, pequeños silencios y todo el cariño y la admiración que flotaba en esa atmósfera de complicidad. Yo ahora que también conozco personalmente a Mariano, creo que aún quiero y admiro más a mj…

  4. Pilar

    Ha sido muy BONITO tenerte allí entre nosotros, hemos pasado un buen rato y cuida te mucho, mucho, mucho que te necesitamos

  5. Marcos

    Hace un tiempo, hablabas de aquella pared imaginaria, blanca e infinita, que impedía ver qué y quién pasaba al otro lado. Una pared que, por lo que veo (o leo), ayer se rompió por unos momentos, dejando ver que es muy difícil conseguir esa empatía con tanta facilidad y, sobre todo, ver que hay tanta gente que te quiere aunque no te conozca (aunque sólo sea por intuición, por instinto). Después, otra vez a un lado o al otro, seguiremos siendo cómplices (de complicidad) de un libro de historias reales y personajes de verdad, que se sigue escribiendo una vez publicado.

  6. emejota Autor

    Plas, plas, 3con1416. Gracias, de veras.

    Marcos: me ha gustado mucho eso de un libro “que se sigue escribiendo una vez publicado”. Te lo tomo prestado, hace? :)

    Pilar: muchas gracias a vosotros. Yo me cuido, pero en el fondo estamos un poco a merced de los elementos. Pero me cuido. Un abrazo!

    Gracias Belén. Emejota, emejota, Mariano (y no nos olvidemos del Narrador, aunque hace tiempo que no aparezca por aquí!) también necesitan recargar la batería del móvil. Ayer cargué la batería.

    Lili: algún día seguro que coincidimos. Me da que sí. Gracias!

    C: (jolín con el Peter Pan, ya he visto, ya…) :)

    El señor de la Casa Arilla?? Pero será el segundo descendiente de aquel señor, digo yo… Gracias por la compañía de ayer.

    Un abrazo para todos.

  7. A.

    Ayer, hacia las 19:30 empecé a notar que estaba como enfadada. Enseguida supe por qué. Supe que no iba a poder llegar, ni tan siquiera tarde (salí de trabajar a las 8:45), a la cita con la Idea del Norte 3. Hoy, cuando leo todos los post, siento una alegría inmensa (…pero también una envidia VERDE).

    Me alegro mucho de que todo saliera tan bien y me da mucha pena (hoy, pq ayer era una especie de “arggggggggggg”) no haber podido estar allí.

    Tendré que esperar a la Idea del Norte 4!!!!

  8. Pilar

    Emejota, he leído tus tres libros de un tirón y no por su orden (1,3,2).
    Un placer ese “Narrador Protagonista” que te atrapa, te divierte y a ratos te entristece….
    ¡Otro Bravo Mariano!

Deja un comentario: