Sueño

Vengo de casa de los vecinos, de cenar y tertuliar. En la calle ha dejado de llover pero las hojas caídas de los árboles aparecen pegadas en las aceras y el asfalto mojados. Hace un rato eran las tres menos díez; ahora son las dos y veinte. Coincide este año el cambio horario con el cumpleaños de mi madre, que esta vez tendrá una hora más y eso me gusta porque estaba dormida a las tres menos diez y sigue dormida a las dos y veinte que marca ahora el reloj y es como si el primer regalo del cumpleaños fuera una hora más de descanso tranquilo. No es mal regalo, al contrario, para una mujer a la que la vida hizo fuerte a razón (y sin razón) de tantas horas de desvelos. Mañana nos iremos a comer con ella al lugar donde nació y nació la abuela y nacieron los padres de la abuela, tal y como es su deseo desde hace unos años. Por lo demás, y mientras me entra el sueño, leo en Twitter la duda noctámbula de alguien expresada de la siguiente forma: “hoy a las 3 serán las 2 pero, ¿así todo el rato?” y sonrío por la ocurrencia. Cuando al lenguaje le sacas las cosquillas sonríes. Buenas noches.

2 pensamientos en “Sueño

  1. Asthar Mazo

    Dime quien escribió éso para seguidor, por favor…. Felicidades a Pili. No ha dicho nada del Sr. del tiempo, no???…;-)

Deja un comentario: