Defensas

Va a ser verdad lo de tener una mala salud de hierro (dicho sea sin presumir), pero que aquí anda uno tecleando tras un sustillo de Urgencias. Un catarro común se complicó dando lugar a una infección respiratoria, cosa, por lo visto, muy apetecible para que el elixir (al fin y al cabo un inmunosupresor) aproveche para dejar libre y sin resistencia el camino hacia adelante. Vamos, que a estas de un principio de neumonía.

Total, que la madrugada del viernes al sábado ví que algo no iba bien y que lo siguiente fue fatal fatal y antibiótico por gramos recetados en urgencias. Y de acuerdo, inmunodeprimido, sin medio litro de sangre y con el colocón de antibióticos, pues cómo quieres que esté, pero estoy; quiero decir que estoy razonablemente bien, aunque flojo, cansado, castigado en casa por prescripción facultativa todo el puente.

Además de cuidarme porque sí, porque hace falta, ha dado la casualidad de que mañana tengo que hacer algo que sólo hago una vez al año y en la que pongo mucho cariño porque es en memoria de un amigo que ya no está. Esta vez, qué le vamos a hacer, quizá resulte algo cuesta arriba, porque tengo que hablar de un libro durante cerca de una hora invitando (incitando?) a entrar en él, buceando en sus páginas para extraer el zumo a los párrafos y a las palabras para que la literatura sepa mejor. Y como será mi primer día de salida y va a ser un día de madrugar (médicos, visita a un par de emisoras) y además se ha levantado un viento norte que ha convertido estos días de otoño tibio en una promesa de invierno adelantado, pues habrá que dosificarse.

Ya que no tengo suerte con la salud (ni con el dinero ni con lo otro) al menos me recupero rápido, o eso parece. El problema que me presentan los próximos días es que me han suspendido la siguiente dosis de elixir por motivos obvios: ahora no hay que bajar las defensas, sería un disparate y además el antibiótico diría, pero bueno, para qué hago lo que hago si se lo están poniendo fácil al enemigo. Pero el elixir tenía que estar ya en mi cuerpo y no lo va estar en los próximos días, lo que quiere decir que pronto la cosa se pondrá chunga, forma coloquial de decir que hay aviso de tsunami.

Qué paciencia hay que tener.

4 pensamientos en “Defensas

Deja un comentario: