3 pensamientos en “Album

  1. Diego

    Ya es más de media noche y se marcha el último tren. En él, dormitarán los resquicios que no se hayan quedado desperdigados a lo largo del recorrido que va de la estación de Shibuya a Uguisudani.

    Entre ellos, algún calculador mediocre y con maleta de piel (por supuesto), oscilando en torno a una barra del vagon debido a su estado de embriaguez precipitada ; alguna joven dejando entrever un poco de sus blancos muslos en el espacio variable que queda entre su minifalda y sus medias; varios universitarios hablando de sus batallitas: y alguna que otra batallita, en este caso de ultratumba, desarrollada en la pequeña pantalla de una PSP.

    Al fondo, bajo aquellas luces, 2 jovenes entrarán por lados opuestos a un Love Hotel, donde practicarán un acto sexual estrictamente programado. Y otros, no tan jóvenes, alegarán excesos de trabajo frente a sus e(x)posas para permanecer ocultos durante unas horas.

    Más al fondo, en el parque de Ueno, una joven tratará de buscar “algo” tras el rastro que han dejado los gatos al desaparecer en unos arbustos, hasta que un par de pervertidos comiencen a perseguirla y eche a correr, ejerciendo ligeros “toc tocs” con sus tacones cada vez más lejanos.

    El After Dark, cuando casi todos duermen, se entiende mejor en Tokyo.

Deja un comentario: