Lost

Last “Lost”.

En el momento en que tecleo estas líneas, medio planeta está contando los minutos que faltan para que este serial de seriales resuelva el complicado nudo de un enigma de seis años de duración. Los Dumas y Dickens, maestros del folletín, estarían muy complacidos de poder vivir en propia carne una experiencia semejante. En Tres Cantos, sede de Cuatro, la noche es movidita y no exenta de incertidumbres, así lo cuenta, lo está contando en directo en la red, Elena Sánchez, Directora de Contenidos de la cadena. Contra todo pronóstico, ABC/Disney dio el “sí” a emitir el episodio final conjuntamente vía satélite en directo. No es una medida para evitar la piratería. Se da por sentado desde hace tiempo que hay un segmento importante de las series que se consumen vía descarga. Es más: dime si me descargas y entonces seré para los jefes una serie a tener en cuenta. Así va la cosa. No es hoy esa la cuestión. La cuestión es el saber, el enterarse los primeros, el que no te lo cuenten, que han sido seis años de laberintos, coño. Acierto a comprender la emoción de ese ritual, gesto de fidelidad, homenaje y despedida. Para que sea posible hay que proceder a una operación delicada: hay treinta minutos para proceder al subtitulado del episodio final, de doble duración y sin publicidad, insertando en el vídeo el archivo digital que los contiene y que llegará a Madrid minutos antes de la emisión. Todo muy trasatlántico, muy globalizado, todo como muy acontecimiento NASA, ya se sabe, técnicos despiertos, movimientos en las salas de control de emisión, las preguntas de rigor: fallará la señal?, saldrá todo bien? y tal, todo muy galáctico…

Y yo perdido.

Quiero decir que me perdí en “Perdidos” a final de la primera temporada, ya ves, con lo serial que soy yo, pero así fue. Dije: nos encontraremos unas vacaciones de estas. Pero fueron pasando las vacaciones, aumentando los dvd´s encima de la mesa y nada. Así que formo parte de la población que no podemos abrir un periódico, ni escuchar una emisora (he tenido que apagar la SER durante la cena), ni echar un vistazo a Facebook, Twitter y ya verás mañana, porque será la cuestión más debatida.

No importa si mañana el euro se hunde para siempre. La gente está pendiente y dependiente del final de “Lost”, y es tal la maraña argumental que hay verdadero morbo por ver cómo se ventila el asunto. Habrá quien diga así se hace y habrá quien diga pues vaya timo, pero digan lo que digan, dirán, dejarán caer alusiones a cosas que a los que nos quedamos perdidos en la isla en la orilla del puzzle no nos sonarán de nada y, por eso mismo, ya nos fastidiará haberlo oído.

Los que nos perdimos en “Perdidos” estamos perdidos.

7 pensamientos en “Lost

  1. toni

    yo también pensé que me perdía, pero al final de la segunda temporada. pero no, seguí. y aquí estoy, pensando cómo lo voy a ver. si me dará tiempo esta noche, entre papillas y baños y llantos. o si tendré que esperar a verlo a mediodía, medio capítulo hoy y el otro medio mañana. aún no lo sé. qué nervios, cony.

  2. Ilovecomposition

    Pues yo sí que lo he visto y tengo que decir que el final ha sido, para mí, la culminación de una gran series televisiva. Esta serie ha creado tantas expectativas en los expectadores que resulta imposible poder satisfacer a todos los espectadores y como siempre, hay gente descontenta. Estoy firmemente convencido de que solo conociendo a la persona ya puedes saber si le va a gustar el final o no.

    Mariano, merece mucho la pena reengancharse ;)

  3. Ferre

    Yo no esperaba explicación (hay que ser muy ingenuo para pensar que se puede explicar todo lo visto de forma convincente) y por tanto me gustó mucho ese final emocional en vez de uno racional (y no digo más para no destripar nada).

    Y aprovecho para recordar a ese enorme compositor de música para “la cosa audiovisual” (digo esto porque ha hecho cine, TV y hasta videojuegos): Michael Giacchino. Él también tiene una gran parte de culpa en habernos mantenido cautivos frente a la TV y de poner en la serie una calidad musical más propia de una película. Junto con Desplat, Burwell y Shore (éste, cuando quiere), de lo mejor en bandas sonoras (se entiende que actuales).

    Saludos,

    Ferre

  4. Marlene

    Yo también te animo a verla, yo, tardé en hacerlo,comencé una de esas noches de poco dormir(que no insomnio),ayudó algún día de esos de reposo forzado… y sin enterarme acabé enganchada a todos los “perdidos”.

  5. Jam

    No te había leído aún (estoy de un vago…) y por eso no había visto la captura de mi “amenaza”. Suscribo lo que te han comentado (en especial Ferre) y no te preocupes, todo lo que puedas escuchar no lo recordarás cuando te adentres en la isla… :)

Deja un comentario: