Inocencia


Vale que la óptica no es buena y que el color parece de estampita pintada a mano del año de la polka, pero no he podido evitar sacar esta imagen vía teléfono y de manera subrepticia ante la candidez que atesora y que me ha puesto un ay en algún lugar por dentro esta noche, cuando he sido rey mago para mis sobrinos.

Encima de la mesa, estaba la carta que Isabel ha dejado a los reyes mientras ella estaba viendo la cabalgata. El misterio no está en cómo hacen los reyes para estar en la cabalgata mientras dejan los regalos en todas las casas. El misterio mayor está en que estos críos, todos, con lo listos que son, se lo pregunten y hasta se lo respondan todo menos esa cuestión. En fin. Uno se puede esperar de una misiva de esta clase una serie de cosas que indefectiblemente irán en letras gordas e irregulares y llenas de redondos y unidas entre ellas como con una cuerda. Pero lo que no podía esperarme es que en lugar de saludar a sus majestades y decirles que se sirvieran turrones y leche para los camellos, que cansados estarían de tan largo viaje, saliera Isabel con una pregunta. Bien pensado, es una buena idea la de saciar una curiosidad si alguien mágico viene una vez al año a tu casa. La pregunta era: “Quiero saber una cosa esido Buena O Mala” y lo era aunque no tuviera signo de interrogación ni al principio ni al final. Sobra cuando la pregunta es muy buena.

Lo mejor, no obstante, ha venido a continuación, cuando los ojos han visto cómo sacaba Isabel el carácter en forma de mayúsculas añadiendo “PORNERLOSIONO AQUI y tambien firmar”.

Hace bien.

Ha debido ser buena habida cuenta de la muñeca y del no sé qué y de lo otro. Qué cosas más raras son hoy los juguetes, igual de raros que sus nombres. Y allí se han quedado ella y su hermano, Carlos, con su correspondiente no sé qué con luces y no sé cuántos desmontable. Todo lleno de colores en pijama y con nervios. De la carta ya nadie se acordaba excepto mi teléfono, que para entonces ya la llevaba guardada entre los números que te ponen en contacto con las personas que a veces dicen hola y otras, comunican.

7 pensamientos en “Inocencia

  1. david

    que bonito es el recuerdo de los reyes, nunca ha habido una cosa que me ilusione tanto…

  2. toni

    las manos de los niños no saben de lógica, sólo de lo que su imaginación les cuenta. y ellos quieren saber, y así quedarse más tranquilos. aunque nosotros no lo sabemos. han firmado y contestado?

  3. C.

    Pero qué moníiiiisima, por Dios! Así, sin términos medios: a ver si asido Buena O Mala!!! Espero que sus majestades se hayan dignado contestar y rubricar con su regia firma…

    Por aquí, muy gracioso en la fe ciega: “¡¡es que me han leído el pensamiento!!”

  4. emejota Autor

    Han firmado, han firmado y contestado. Pero la respuesta no tiene la gracia de la pregunta, claro, aunque sí mejor ortografía.

Deja un comentario: