Conferencia

Tecleo estas palabras mientras la impresora escupe las páginas del guión de la conferencia de esta tarde en la Universidad de Navarra. Me ha pillado el toro, símil muy pamplonica y adecuado a las circunstancias porque es allí, en Pamplona, donde tendrá lugar el asunto y porque me he sentido como el Conejo Blanco que recorre el País de las Maravillas diciendo todo el rato eso de voy a llegar tarde, voy a llegar tarde.

Pues igual.

Es lo que pasa cuando hay muchas cosas que atender alrededor. Pero todo está en orden. Además, hablar de la música de Bach siempre es un placer y eso es lo que voy a hacer esta tarde: hablar de la música que Bach escribió para el Adviento.

La pereza está en el viaje de vuelta. Me toca coger el autobús escoba, el último del día, ese que convierte los 95 kilómetros que separan la Universidad de esta habitación en una interminable sucesión de paradas, tantas y tan largo se hace el viaje que hasta el iPod dice, oye, ya vale, que ya no sé ni qué poner para pasar el tiempo y engañar a los kilómetros. Pero el trabajo es el trabajo. Y trabajar en estos tiempos es un privilegio. Hacerlo en algo que te resulte apasionante es un privilegio extra.

4 pensamientos en “Conferencia

  1. toni

    y eso es algo que poca gente puede saberlo. el placer, quiero decir. hay cosas que haces por placer. aunque también por trabajo. pero básicamente por placer. aunque haya noventa y cinco kilómetros interminables y el tiempo haga trampas y te deje con cara de menudo aburrimiento.

  2. Rachel

    Y el gran sabor de boca cuando has acabado y ves las sonrisas y el agradecimiento en los que escuchan.

    Enhorabuena

  3. marlene

    Tú habrás corrido como el conejo blanco de Alicia, pero seguro que el veredicto final no a sido “que le corten la cabeza” y a cambio te llevas el agradecimiento y cariño de los que te han escuchado y el placer de trabajar en algo que te gusta y apasiona.
    El otro elemento para que no todo sea perfecto(porque si no, sería irreal) es ese maravilloso autobús escoba que te enseña los cambios hechos en los pueblos de la geografía ribera….

  4. C.

    Ha sido una maravilla, como todo aquello en lo que pones la mirada y para ponerle palabras. Si a eso le añades lo que vimos y escuchamos, tan bien guiados, no se puede pedir más.
    Quedó bien claro en el aplauso sostenido entonces. Esta mañana ya han sido varios los que me lo han dicho :)
    Muchas gracias, Mariano.

Deja un comentario: