Archivo por días: 12 noviembre, 2009

Corazón

No hay tantos corazones rotos como parece. La prueba está en que cuando el corazón parece romperse por haber perdido al amor que hasta hace un minuto era la razón única de nuestra existencia, más pronto o más tarde, en muchos casos con una celeridad pasmosa, se pone a latir otra vez por otro amor que, curiosamente, de nuevo es la única razón de nuestra existencia. Lo de los corazones rotos es relativo, un lugar común, un recurso facilón para poemas de suspiros y poco más. Si se rompe un corazón, roto se queda. No hay pegamento ni cirugía que recomponga un corazón roto.

(mírame a mí)