Marca

Hoy hemos recibido en casa una noticia importante. Llevábamos tanto tiempo esperando que su llegada, de improviso, tras años en los que los minutos se dilataron hasta lo indecible, me ha dejado callado.

Sigo así.

tranquilo.

Que el alma extrañe sentirse aliviada es bueno y no. Es bueno porque ya pasó todo. El no son las cicatrices, que escuecen cuando cambia el tiempo o de tiempo en tiempo. Qué rara se me hace esta noche. Tan tranquila, tan en paz, al fin. Esto lo llorará el cuerpo o algo. Mañana o cuando sea. Es lo que pasa, sí.

4 pensamientos en “Marca

  1. Rachel

    Es verdad eso de que cuando llevas mucho tiempo esperándola parece que la alegría tarda en despertarse y el alivio sabes que está pero no terminan de espabilarse.

    (por aquí me he alegrado tanto tantotanto…)

    Lo importante es que se ha cerrado

  2. Asthar

    Pues otro que se alegra!!! Porque las buenas noticias que llegan a las casas, al ser comunes con familia y demás personas queridas, son algo más que buenas noticias….

  3. toni

    a veces, Rachel tiene razón, te quedas como callado. y no porque no te alegres, sino porque no sabes qué decir, porque el cuerpo no ha reaccionado, porque las lágrimas se están endulzando y eso lleva su proceso. me alegro de que por fin haya llegado la noticia. ánimo. mucho.

  4. C.

    Bueno, bueno :)

    Me alegra volver y saber que hay buenas noticias para los amigos.

    (Pero siempre me haces lo mismo!!: cada vez que me toca una ausencia estás especialmente productivo y me tiro el gran rato!!! -que me parece muy, bine, eh?, que conste: lo importante es que esto siga bullendo (uy, qué gerundio más raro!)-)

Deja un comentario: