Espera

Detesto este tiempo limeño, de rollo tropical, con calor agobiante y cielos cubiertos de los que cae de repente un chaparrón de categoría de cambio climático y que, lejos de refrescar el ambiente, lo deja todo aún más recocido, húmedo e irrespirable. Me inquieta un poco también ver las calles con escolares de vacaciones, porque eso quiere decir que el verano es irreversible, pero esto no lo digo en voz alta porque pareces lo menos mister Scrooge en versión Herodes. Y no es eso, es el verano. Mientras tanto, estoy de espera de varias cosas que me producen cierta ansiedad, la espera y las cosas en sí, lo primero por la incertidumbre y lo segundo porque a ver en qué aventuras me meto aunque reconozco que eso me pone un poco.

¿Qué hacer mientras uno tiene que esperar? Pues una cosa muy rara. Le he dejado al cuerpo que se dejara llevar y en lugar de ponerse a las obligaciones, que también, aunque creo que las ha dejado en un segundo plano, ha vuelto a ponerse en disciplina de estudiar piano. Lo más raro no es eso, lo más raro es que se ha puesto a estudiar a Haydn, dos sonatas, y eso sí que es inexplicable en mí, por eso he hablado durante unas líneas en tercera persona, como si la cosa no fuera conmigo. Pero va conmigo, claro, y es hasta placentera.

Un descubrimiento: las manos se acoplan del todo al teclado, el sonido queda mucho más balanceado y el resultado final es a todas luces mejor si estudio un día sí y un día no. El día no no hay que tocar ni una sola tecla. Cunden más los días no que los días ; sospecho, como afirmaba Gould sin sospechar sino con vehemencia, que los días que no toco tiene lugar un proceso interno en el cual la imagen sonora de las cosas queda fijada mientras que la imagen táctil hace apetito. Una cosa y la otra dan como resultado que los días hagan honor a su nombre.

7 pensamientos en “Espera

  1. Asthar

    Parece que definitivamente has vuelto…Y parece que tienes tiempo mientras esperas, aunque sea en los días “no”…Sabes que soy persona que acepto y escucho los consejos de seres queridos. Éstos días en los que se me han revuelto las tripas con todo el rollo de las erecciones (no penseis mal, en vez de elecciones las llamo erecciones, por el momento de ERES temporales en los que se ven afectados las empresas y que han sido sin duda uno de los temas preferidos en los debates….), etc, he pensado en llevar a cabo el proyecto que tenía en el olvido de crear el Partido de Derechas Zurdo. Sabes perfectamente que serías una de mis manos derechas (o izquierdas, no habrá muchas, sí consejeros…). Así que dame ideas que se te ocurran en tu tiempo de espera….Je,je,je…

  2. toni

    las intermitencias casi siempre funcionan bien. porque todo seguido casi siempre equivale a un terrible dolor de cabeza y a un tedio que no desaparece ni con el láser de planeta prohibido. y me gusta tu teoría del apetito de los dedos. quizá lo bontio sería ir a trabjar un día sí y otro no. seguro que cundiría más. y habría menos rusos marrones. o marrones al fin y al cabo. que son culpa de la planificación. o del tipo que reparte los tiempos en el excel de Cronos, que seguro que, ahora que empieza el verano, es un pobre becario que no controla mucho y se hace un lío y se nos pasan las horas sin darnos cuenta o como si fueran años, uno tras otro. propongamos para el PDZ lo del día sí día no, que uno se cansa un montón.
    (cuánto me alegro de leerte. y de verte)

  3. C.

    Pues disfruta de Haydn y de esa alternancia. Yo estoy cansada de un día sí y otro también con lo mismo, del calor sin vacaciones, de los recuerdos de otros veranos, del cielo cubierto… Me alegra leerte :)

  4. Ppa

    tu te sorprendes de Hadyn y yo de hacer punto (par de patucos acabo de terminar para una amiga) pero es lo que pide el cuerpo.
    Un beso

  5. Marina's mom

    Me apunto lo del “día sí, día no” para un proyecto que tengo en mente para este verano que solo de pensarlo me da una pereza cósmica…

  6. emejota Autor

    Vale: primera determinación del PDZ: instaurar el “día sí, día no” con efecto inmediato.

    (pero Asthar, estos señores no saben lo del Cherif y su discurso florido y abundante. Es lo mejor. A mí me pone, lo confieso)

    Un abrazo para todos.

Deja un comentario: