Archivo por días: 27 abril, 2009

Mail

Hasta ahora, este blog se había hecho eco de que mi amigo Pello tiene unos horarios monacales. Desde mucho tiempo antes, este blog sabe que mis horarios son otros, y que ambos tenemos un concepto algo distinto acerca de lo que se considera “primera hora de la mañana”.

Lo que el blog todavía no sabía es que Pello tiene un ordenador que envía los mails a tamaño de letra gigantesco, cosa que me divierte mucho, porque es como si las palabras te llegaran en voz alta sin que él se de cuenta y siga hablando con el tono moderado y cordial que le caracteriza. Esto es lo que leí la otra mañana todavía con la legaña puesta:

Pero, efectivamente, Pello cayó en la cuenta in extremis de que a ciertas horas de la mañana (o debería decir madrugada), los noctámbulos todavía no funcionamos en el mundo, y se puso a esperar pacientemente…

…para comunicarme una buena noticia sobre un proyecto profesional que me sorprendió un poco primero y me alegró un mucho después. Habrá tiempo de hablar de ello.