Vuelo

Vuelo podría ser abrir un libro y encontrarse uno paseando en una ciudad lejana. Las montañas nevadas que dibujaba de niña. Un ruido que se intuye a lo lejos. Caminar a tientas. Una vez en tu boca. (O en la mía). Cerrar los ojos en el coche y sentir las sombras de los árboles en los párpados. Vuelo podría ser subir el último escalón antes de llegar a casa. El tiempo que aprendimos sin negarnos a nosotros mismos. Bajar aún de noche a pisar la nieve intacta. Recorrer los nombres un instante antes del olvido. La última fecha. La primera flecha. Un verso de fuego. El silencio del frío. Reir. Dejar la luz encendida por si volvieras…”

Victoria (Paralelo 49)

A Victoria le salen las palabras desde lo más hondo del trance de los auténticos poetas, de los enormes poetas. Todo lo que escribe es un regalo delicioso. Victoria es, además, un hada que a veces se refleja fugazmente en un espejo. Lo sé bien.

7 pensamientos en “Vuelo

  1. toni

    me gusta descubrir palabras por ahí. y que me las descubran, por supuesto. gracias, emejota. entra a formar parte del alimento diario y neuronal. se enamora uno de esas letras.

  2. Victoria

    Muchas Gracias de veras Toni,Rachel, C., emejota. por esa forma tan cariñosa y tan hermosísima de mirarme…

    emejota, vuelo también podría ser ese viaje que emprenden los dedos buscando el cristal donde escribir un nombre. Una hoja de hiedra sobre aquel libro blanco que me llegó un día. Esas veces que te detienes bajo la lluvia y respiras. La emoción que se contiene en un silencio. El olor del bosque. Esta ausencia mía de palabras inevitable al leer… (leeros)

  3. camille

    Yo también doy las gracias por haberme descubierto a Victoria. Me ha emocionado leerla en su blog, sobre todo el post titulado Memories. Tiene muchísima sensibilidad…

Deja un comentario: