Cambio

Ignacio EscolarIgnacio Escolar ya no es director de “Público”. Lo ha comunicado a media mañana a través de Twitter, Facebook y su propio blog tras haber transmitido la noticia a la plantilla con la que puso en marcha el diario hace casi dos años. Se nos ha puesto un gesto raro. A estas horas no sabemos si ha sido cese, sustitución, relevo o qué pero estas palabras, cuando se dicen deprisa, parecen significar lo mismo y no, entre una y otra hay muchos matices. Lo que está claro es que se va, ya no está. Lo lamento profundamente porque Escolar me cae bien, creo que es muy difícil que no caiga bien. Es un tipo agudo, moderado, moderno en la acepción más liviana del término, en las antípodas del periodista sermoneador y rey del mambo.

Una pena.

Además a mí “Público” me gustaba mucho. Con sus defectos, vale, pero hasta en eso era fresco. Me gustaban sus contenidos, su diversidad, me gustaba asomarme a una cosa diferente en continente para contarme los mismos crudos contenidos y me gustaba que mostrara a las claras su línea editorial, independientemente de que yo la abrazara más, menos o nada; porque es más tranquilizador saber de qué vas que ser un chaquetero o un veleta que cambia según sopla el aire.

Me estaba cansando de “El País”. Lo de Prisa se está desmoronando deprisa, hay que ver cómo un imperio mediático semejante hasta ayer por la mañana esté ahora atravesando horas tan críticas en todos sus frentes, impresos y audiovisuales. Pero es que además aburre y hace tiempo que decepcionó. En qué pues igual no lo sabemos muy bien pero me juego lo que sea a que muchos lectores veteranos de “El País” tienen en la punta de la lengua un mismo regusto. Los lectores de “Público” eran lectores de “El País” en su mayoría. Algunos estábamos con un pie en ambos barcos y adquiríamos los dos diariamente. Justo cuando los recogía hace unos días le confesé a Anabel que me estaban dando ganas de dejar de comprar “El País” y casi se lo dije por lo bajini, como quien confiesa una falta. Y eso es porque como toda la vida ha pasado a través de sus páginas y toda tu vida te has pasado pasando (y oliendo) sus páginas te sientes un poco como quien va a cometer una infidelidad o similar.

Pero hete aquí que ahora nos largan a Escolar para meter a un hombre de Prisa deprisa. Y es cuando a uno le entran las ganas de dejar de comprar los dos, aprovechar la circunstancia para abandonar el hábito de la prensa escrita y entrar en la vida moderna pero de verdad. A fin de cuentas, un periódico nos regala películas, vajillas, enciclopedias, diccionarios, cromos, prismáticos, relojes, culebrones por entregas y dibujos animados porque las noticias que salen hoy son lo de menos; ya nos las contaron ayer internet o la tele en directo. Lo único que puede ofrecer como novedoso un periódico hoy en día es la opinión y el olor de la tinta. Lo primero me interesa cada vez menos, si es que alguna vez me interesó más. Yo quiero un periodista informador y no un adoctrinador. Y a fin de cuentas, los artículos de opinión de sabios, sean estos periodistas, filósofos, juristas, escritores y demás, aparecen colgados en internet en sus respectivas webs o blogs.

Lamento mucho que ya no esté Escolar. Y si yo fuera accionista de la empresa pediría explicaciones.

4 pensamientos en “Cambio

  1. Belén

    ¡Pues sí que estás habladorico hoy (que diría mi madre)!!!!
    Me alegro mucho mucho de que hayas recuperado el Don de la palabra. Ah! y gracias por el trocito de stella que nos has enseñado en esta brumosa y fría noche!!!

  2. David

    Yo también me alegro de que estés así de habladorico jejeje. Pues yo fíjate que no cojo “El Mundo” a pesar de que nos lo regalan en la universidad. No soy muy aficionado al periódico =$

  3. toni

    lo de Público era algo que empezó como un experimento y terminó siendo casi una obligación. la de comprarlo cada vez que sabía que tendría unos minutos para echarle un ojo. o los dos. y alguna neurona, que eso era lo mejor del periódico, que había que usar la neurona para leerlo. es curioso que cada vez seamos más los que pensamos que Prisa se está saliendo de la pista con demasiada frecuencia. será que no tienen las curvas bien peraltadas. pues con el presupuesto que tienen, ya podrían, ya. una lástima lo de Escobar, porque su tinta dejaba un olor necesario para que algunas mentes continuaran funcionando.

  4. Sergio

    Pues va a ser cierto!!, mira que yo compraba siempre El Pais los sábados y domingos, y ultimamente me cuesta hacerlo y a veces ni lo hago, me preocupaba pues pensaba que estaba cayendo en la desidía, pero ahora que lo dices…

Deja un comentario: