Medios

He visitado un estudio de radio muchas veces y para cosas muy diversas pero nunca supuse que me iba a poner un día delante de un micrófono para hablar de “La Idea del Norte”. Hoy lo he hecho por partida doble, a las 11 en Punto Radio, a las 13 en Onda Cero. Se están portando muy bien los medios con la llegada de la edición en papel de La Idea, la están acogiendo con afecto; eso me llena de satisfacción.

La primera visita ha tenido un preludio algo pintoresco. Desde el control, he visto al otro lado de la pecera a la concejala de cultura promocionando los libros que han sacado este año los autores locales. El motivo: la Semana Literaria que se celebra en esta ciudad estos días. Ha sido pintoresco porque estaba yo de pie al otro lado de la pecera con La Idea en la mano escuchando una enumeración en la yo no estaba presente y he pensado que eso era algo muy gouldiano, muy de la Idea del Norte: un libro que nace en cierta soledad, que va por libre, que hay que defenderlo a solas, con la tranquilidad y el orgullo de saber que en esas otras latitudes, en el invierno imaginario donde transcurren estas historias, uno siente el calor de tanta gente que ha llegado, ha estado y se ha ido, o que ha llegado y se ha quedado. De verdad, no he tomado a mal este exilio de la Idea del Norte; es más, si tengo que ser sincero, me he alegrado de mantenerme en el invierno de estas líneas, esperando obediente mi turno ante el micrófono para responder las preguntas de Germán.

Aún así, aprovechando la publicidad y el correspondiente encuentro en el pasillo, la concejala y yo nos hemos saludado cordialmente y le he dicho que, hombre, un pequeño hueco podían hacerle al libro, ya que es pequeño y apenas ocupa. Por equidad más que nada.  Si de promocionar estos días los textos que los ciudadanos han publicado a lo largo del año no estaría de más incluir el de este otro ciudadano, que también lo es, digo yo. Uno no es más ni menos que otros. Ha estado de acuerdo pero señalando con el índice ha aseverado lo siguiente:

-Yo salgo en ese libro.

Pues no, mira; así se lo he dicho. Le he dicho que sale un par de veces en la versión electrónica pero ninguna en la de papel. No sé si eso habrá sido un alivio o una decepción para ella pero es que tiendo a ser muy claro. Le he dicho que quien sí salió en su día numerosas veces fue su antecesor pero por méritos propios, que no míos. A continuación ha añadido que a ella le parecen muy bien las voces críticas, sobre todo cuando se expresan de manera adecuada, de lo que he deducido que daba por hecho que su presencia en este blog no era precisamente laudatoria, aunque estaba convenientemente expresada. Luego nos hemos despedido cordialmente, que los anuncios duran pero tampoco tanto.

Cuando te preguntan qué es La Idea del Norte, en qué latitudes está ese Norte, qué hay allí, quién reside, quién de los dos emejotas se mete más con el otro en las autoentrevistas (creo que yo, he respondido); en fin, responder a todas esas cosas es un placer. Es un juego y algo profundo al mismo tiempo. Y si te dejan explayarte, que es el caso, pues mejor todavía.

A la 1 he visitado la otra radio. Otro micrófono, otra persona enfrente y un mismo lugar del que hablar. El Norte de papel. Larga entrevista. No recuerdo exactamente qué he respondido a la pregunta de qué se ve a través de la ventana de La Idea del Norte pero lo que no olvidaré es que al periodista se le han saltado las lágrimas de tal manera que he tenido que prolongar un poco más allá el horizonte visual de lo que veo a través de esta ventana para que recompusiera el habla. Me he quedado un poco impresionado pero la entrevista ha sido cálida, acogedora, profunda. Amigable en un sentido que raras veces se da en un estudio de radio, máxime cuando te separa un cristal de tu interlocutor; uno pregunta, otro responde y después unos anuncios. Eso es lo habitual menos las veces que me ha tocado visitar Onda Cero y hablar con Ignacio, que se ha disculpado al final fuera de micro por no haber podido reprimir las emociones. Le he dicho que no había nada que disculpar, faltaría más, y me ha dado un abrazo de esos fuertes, fuertes.

La Idea del Norte habla de la pasión por vivir, no habla de otra cosa aunque lo parezca. Quizá eso sea contagioso.

5 pensamientos en “Medios

  1. V

    Enhorabuena y espero que dicha concejal no solo reaccione positivamente, sino que también sepa Valorar el buen trabajo de un ciudadano.

    V.

    P.D: Cuidado con el concejal II ? esperemos que no..

  2. toni

    enhorabuena. no es fácil salir en los medios. y mucho menos que la entrevista sea larga. y muchísimo menos emocionar al que pregunta. eso es algo que sólo lo puedes hacer tú. y alguno más con una Idea que guarde emociones similares y tantas palabras que signifiquen tanto. y tanta pasión por vivir. que sí, que te aseguro que es contagiosa.

  3. C.

    Hoy regalo los primeros ejemplares de la Idea del Norte a personas que lo apreciarán. Tengo en mente otros muchos destinatarios, pero les pienso hacer ir a la librería ;)

    Ya te he dicho que alguna vez también me has hecho llorar. Otras veces me has dibujado una media sonriza, o una sonrisa entera, y hasta me has hecho reír. Gracias.

Deja un comentario: