Nocturno

Los movimientos pausados del barman confieren al local una manera muy particular de fluir el tiempo.
Mary le pregunta al barman:
-¿Usted sólo pone elepés?
-Es que los cedés no me gustan -responde el barman.
-¿Por qué?
-Porque brillan demasiado.

Haruki Murakami, “After Dark”

8 pensamientos en “Nocturno

  1. toni

    el otro día se me cayó una estantería del estudio por culpa de comprarla en la franquicia vikinga y no mirar el peso que podía soportar. en ella, sólo había elepés. a mi tampoco me gustan.
    (qué bueno es ese libro)

  2. emejota Autor

    La vecina está colgada de la franquicia vikinga, valga la indiscreción y que me perdone la vecina. Yo no he ido nunca porque tengo miedo a marearme y porque no me quedan vinilos (o si?) Bueno, si me quedan no sé dónde paran.

    (no sé aún qué decirte respecto al libro, toni; estoy en ello y con él)

  3. La vecina

    Madre mía cuánta indiscrección :P. Pues sí sí y mis estanterías vikingas resisten que no veas.

    A mi no me importa ir siempre y cuando llevemos todo bien pensadito antes y montarlas tampoco que me lo paso muy bien.

  4. C.

    Unos son adictos a la bebida del imperio ;), y otros lo somos a la franquicia vikinga, a ver, qué pasa (ya te darías cuenta, vecina, no?). Más vale que la tengo a 200 km., que si no…

    (mi hermano me mantiene secuestrados aún todos mis elepeses, pese a que me regalaron un tocadiscos hace un año…)

  5. Iona

    – ¿Dije alguna vez que me gustaba la cerveza?
    – Sí, eso parece.
    – Ah, pues entonces…… me gusta la cerveza!
    – Oye, no disimules, que el fin de semana te pusiste buena, ¿no te acuerdas?
    – Ah sí, ahora que lo dices…. tienes razón, pero ¿fue antes o después de ver a ese señor del cuadro que sonreía?
    – Después, fue después, ¿no te acuerdas de ese sitio en el que A. nos contó esa historia tan bonita?
    – Ah sí, cómo me voy a olvidar, y qué buena me supo esa cerveza…. brindemos todos con cerveza!

Deja un comentario: