Archivo por días: 11 noviembre, 2008

Diario

Son las 3 de la madrugada y la niebla lo cubre todo. Desde hace un par de días la niebla desciende a estas horas y se levanta a eso de media mañana. Hoy tengo que ir a Pamplona de nuevo pero la hora dependerá de cómo amanezca el día. El día exterior, no el interior. El interior fue tocado pero no hundido. Aunque la consulta con el médico es por la tarde es probable que coja e autobús de las 11, vía autopista, y a las 12:15 esté allí. Podría aprovechar entonces para hacer un par de compras anticipadas de Navidad y entregarle a la prologuista de La idea del Norte (libro) el primer ejemplar con sumo placer y cariño. El prólogo se hizo de manera desinteresada pero resultó muy interesante. Y lo de las compras, sí. Mientras escribo, los operarios cuelgan las guirnaldas que pronto, en nada, serán las constelaciones eléctricas del cielo nocturno por unos días.

Hoy han venido mis sobrinos a comer, lo que ha contribuído a levantar el animo. Para mi sorpresa, Isabel se ha puesto a hablar de Júpiter, Saturno y Marte, por este orden. El primero con la mancha como una peca, el segundo el mejor porque tiene anillos como de arco iris y el tercero es el planeta rojo aunque los señores que viven allí son verdes y tienen los ojos encima de unas antenas. Comen lentejas, he preguntado. No, flotan, ha respondido ella. Y ha empezado a hablar de los efectos de la gravedad la tía. Mientras tanto, Carlos comía en silencio aunque cuando come tiende a girar la cabeza de vez en cuando y te dirije una sonrisa pintada de tomate.