Llamada

Ocurre que recibes una llamada a media tarde de un domingo y de pronto se apaga la luz de todas las cosas de este domingo y del lunes que vendrá y puntos suspensivos. Y empiezan a sucederse una serie de emociones que desfilan en orden como los capítulos de una novela. Se hace el silencio y te sientas y respiras, eso en primer lugar, porque te das cuenta de que te has empequeñecido de repente y eso no puede ser, no te lo puedes permitir. Lo segundo viene en forma de emoción intensa, cuando de manera espontánea te pones a buscar en el teléfono la primera voz que te viene a la cabeza y ha sido la de ella, y cobras conciencia verdaderamente de la fortuna que tienes de tenerla aquí, en el blog, y aquí, al lado, todos los días, al otro lado de la ventana. Lo que viene después es el resto de un frío intenso por dentro y un calor en las mejillas, luces y sombras de este domingo. Pero ante todo queda la tranquilidad, aunque el alma se quede encogida; que cuando vuelva a su ser el alma encuentre el colchón de la tranquilidad. No hay ganas de más, dejemos al cuerpo que recobre el aliento por sí mismo. Y después las cosas serán igual y distintas. Suena Bach y caen las lágrimas sobre estas teclas, tantas veces pulsadas.

6 pensamientos en “Llamada

  1. Rachel

    No es que no te lo puedas permitir, es que no LO puedes permitir. Porque los que nos hacen o nos han hecho sentirnos pequeños y con el alma encogida son seres tan grises que si miraran un poco más allá de sus narices se darían cuenta de la inmundicia que siembran, pero en su calidad de personas falsas, de humo, sólo saben esparcir mierda. No tienen nada mejor que hacer. Minan energías, minan sonrisas, no se dan cuenta de que se hunden en su propia mierda. Yo particularmente seguiré esperando a que se den de bruces contra algo o alguien que les ponga en su sitio. Y duele, duele mucho pero tarde o temprano, las mas de las veces tarde para nuestro gusto, les pondrán. Y por egoísta que suene lo merecen.

    Ojalá encontremos la indiferencia para con ellos. Es lo único que deberíamos permitirmos.

    Mientras deja que las luces y sombras vengan, vayan y se alejen. Las lágrimas siempre alivian y Bach es una gran medicina.

    Un beso

  2. Iona

    siento oír eso que cuentas, pero seguro que con la ayuda de esa persona que está siempre ahí y con la música de Bach ahora estarás un poco mejor.
    (y ya sabes que, si nos necesitas, estamos también aquí).

  3. CRiShU

    Jo, emejota, no sabes lo que me gustaría poder darte un abrazo..
    Espero que sea lo que sea, recobres el aliento pronto y mientras tanto, que Rachel te dé los abrazos que nosotros no podemos..

    Besazo

  4. toni

    tenía una amiga, ahce tiempo, que decía que la fórmula de la felicidad es tener o haber tenido una abuela de colores. y eso es algo de lo que puedes disfrutar con alguna cosa más de imaginación. luego están los científicos ingleses que hablan de variables a las que hay que multiplicar por tres o por cinco sin explicar la razón. pero mejor dejémosles que sigan con sus cábalas. desde aquí estamos convencidos de que lo mejor es tener algún aliento a tu alrededor y unos brazos con los que poder hablar de música, ver películas y tomar café con leche o chocolate con ensaimadas. las lágrimas tienen que caer, es necesario, pero sólo como síntoma de un lavado completo. la sal que se queda en el camino serve para condimentar el resto de minutos que quedan y la gran mayoría de sonrisas. y el agua debería usarse para cocer algunas emociones que luego servirán para seguir sacando sal y cociendo más emociones. mientras tanto, ya sabes dónde encontrarnos. mucho ánimo y un abrazo calentito, que aquí aún no hace mucho frío

  5. C.

    La gente mala, que la hay, no merece que la saques de tu cuarto oscuro. Echa la llave y como si no existieran.
    Y nada de empequeñecerse más. Nos replegamos para desahogarnos y recobrarnos; es necesario. Pero ya está; hoy es otro día, un día precioso, lleno de posbilidades y de gente buena que te quiere. Eso es lo que debe contar.
    Un abrazo que reconforte, como los besos y abrazos que van arriba.

  6. emejota Autor

    Va poco a poco.

    Gracias a todos por todo. Siento no ser más explícito pero de nuevo se me han hecho las mil. Pero quería deciros que sigo y aprecio mucho todo lo que escribís y agradezco teneros por aquí.

    Un abrazo fuerte.

Deja un comentario: