Archivo por días: 14 octubre, 2008

Cama

Me voy a meter en la cama porque he agarrado un resfriado mayúsculo cuya aparición ha pulverizado todos los records. Yo estaba a las 6 de la tarde de una manera y a las 7 estaba de otra, siendo la primera un parece que y la segunda un madre mía. Para colmo, sabiendo como sé que la Couldina produce tristeza (aunque el prospecto no lo confiese) me he tomado una a esa hora sin ni siquiera detenerme a observar a través del cristal el minucioso proceso de efervescencia. Para colmo-segunda-parte, sabiendo como sé que el Frenadol pone de mala leche (aunque el prospecto jamás lo reconocerá como efecto secundario) he caído en la tentación a las pocas horas. Para colmo-tercera-parte, sabiendo como sé que no se puede mezclar ambas cosas (más que nada por la mezcla de tristeza más mala leche más congestión nasal y demás) pues zas, toma Couldina y Frenadol. Soy un yonki de la farmacopea. Y como no hay dos sin tres ni tres sin coda, el colmo-cuarta-parte ha sido el descubrimiento de ese espanto que es el Frenadol Hot Lemon, que es como una sopa química, una infusión de caramelo podrido, una pócima de los demonios que te pone la mala leche en la cara y en el gusto ya en el primer trago. Total: que me voy a la cama espeso perdido. Mañana será otro día.