Archivo por días: 27 septiembre, 2008

Accidente

La abuela se ha roto la cadera.

De la manera más tonta. Porque en realidad ni siquiera se puede decir que haya sido un accidente. Ha sido ponerla en pie, querer girarse un poquitín para mirar por el balcón y sus casi centenarios huesos se le han roto. Ahora está ingresada en el hospital. Cuando le han confirmado que se le había roto la cadera ha soltado una lágrima, una solamente, menuda es ella, y enseguida se ha repuesto y ha empezado a hablar con las enfermeras como si nada, como si estuviera convencida de que olvidándose un rato se le pasaría todo. En la habitación, el médico ha bromeado con ella y le ha dicho que allí la iban a tratar como una reina y la abuela, que desde que es más abuela que nunca es de nuevo como una niña, se ha reído y se ha quedado dormida un rato. Fuera de la habitación, el médico ha estado más serio, porque la fractura no se puede dejar sin operar pero al mismo tiempo tienen miedo a la operación a esa edad y con su estado. Habrá que consultarlo con los anestesistas, sobre todo. La operación no será hasta el jueves o el viernes como pronto.

Yo me he quedado tranquilo y entristecido a la vez. Si lo piensas, es una mezcla extraña.