Odisea

Colean los efectos secundarios del cambio de móvil.

A veces tengo la inquietante sensación de la anterior compañía me está castigando por haberme ido con otra. Vamos, que no me lo perdona. Llega la primera factura y la ceja hace un movimiento ascendente al comprobar que el precio del plan de datos es el doble que el contratado. Me armo de valor y llamo a Información. Información creo que está en Ecuador o más o menos porque siempre, siempre, te atiende alguien con acento ecuatoriano, más o menos. Marco. Empieza a sonar el rollo. Bienvenido al servicio de atención al cliente blablabla. Tras responder a un robot una serie de preguntas cansinas me atienden muy hablamente.

-Buenos días, mi nombre es tal, en qué puedo atenderle después de que me diga su DNI, su dirección, su nombre y apellidos, su código postal y el banco a través del cual le hemos dado el sablazo (lo último es de mi cosecha, claro)
-Buenos días. Mire, es que tengo contratado con ustedes la Tarifa de Datos Profesional 25
-La Tarifa de Datos Profesional 25…
-Eso es, la Tarifa de Datos Profesional 25.
-Efectivamente, señor, así figura en nuestro monitor.
-Entiendo entonces que como se trata de la Tarifa de Datos Profesional 25 ustedes me cobran una cuota de 25 euros hasta que no sobrepase un determinado número de megas.
-Así es, señor.
-Entonces, ¿por qué he recibido una factura en la que la cuota base es de 52 coma 5000??
-Un momento señor, es que en este momento el sistema de facturación está caído.
-Vaya por Dios.
-No se retire.
-No, no.
(música disuasoria. Valor y coraje)
-Gracias por mantenerse a la espera, señor.
-Nada, mujer.
-Mire, le explico. Es que a usted le están pasando el bono.
-(Qué bono?)
-Sí, le cuento, a usted cada mes le cobran la cuota mensual más la siguiente.
-Anda, y a eso le llaman “bono”?
-Así es, señor.
-Pero 25 más 25 no son 52 coma 5000…
-Es que hay que sumarle el IVA. señor.
-Ya, pues es que tampoco da 52 coma 5000…
-Pues es el bono, señor, eso es lo que es.
-Ah, bueno. Pues nada.
-Puedo ayudarle en algo más?
-No, muchas gracias. Muy amable.
-Que pase un buen día y gracias por confiar en nosotros.
-Igualmente.

(click)

Momento pensativo de dos segundos de duración. Se me ocurre volver a llamar. No sé, es un pálpito. El blablabla, el robot y todo ese rollo otra vez. Se escucha una nueva voz.

-Buenos días, mi nombre es tal, en qué puedo atenderle después de que me diga su DNI, su dirección, su nombre y apellidos, su código postal y el banco a través del cual le hemos dado el sablazo (lo último es de mi cosecha, claro)
-Buenos días. Mire, es que tengo contratado con ustedes la Tarifa de Datos Profesional 25
-Usted tiene contratada la Tarifa de Datos Profesional 25…
-Sí, la Tarifa de Datos Profesional 25.
-Efectivamente, señor, así figura en nuestro monitor.
-Entiendo entonces que como se trata de la Tarifa de Datos Profesional 25 ustedes me cobran una cuota de 25 euros hasta que no sobrepase un determinado número de megas.
-Así es, señor. Mientras usted no rebase las 350 megas no se empezará a contabi…
-Entonces, ¿por qué he recibido una factura en la que la cuota base es de 52 coma 5000??
-Usted ha recibido una factura en la que se le dice que la cuota mensual base es de 52…
-…coma 5000, sí.
-Señor, pues lamentablemente eso ha sido un error de facturación.
-Ah, sí? Yo pensaba que igual era por lo del bono.
-El bono, señor?
-Si, bueno, no sé, que igual me cobraban a la vez el mes siguiente…
-No, no, señor. No existe tal bono.
-Ah, pues estaré confundiéndome con otra cosa.
-No se retire señor que voy a comentar la incidencia con el servicio de facturación. No se retire.
-No, no.
(música disuasoria. Valor y coraje)
-Gracias por mantenerse a la espera, señor.
-Nada, mujer.
-Le paso con un compañero del servicio de facturación donde le tomarán nota de la incidencia. Efectivamente, ha sido un error de nuestro sistema. Le paso con mi compañero, no se retire.
-Gracias.


(un par de minutos de silencio)


(un par de bemoles hinchados)

(y click)

Desisto.

Un breve instante de descanso y recomposición. Vuelta a llamar. Ya nos sabemos los preliminares de la llamada.

-Buenos días, mi nombre es tal, en qué puedo atenderle después de que me diga su DNI, su dirección, su nombre y apellidos, su código postal y el banco a través del cual le hemos dado el sablazo (lo último es de mi cosecha, claro)
-Buenos días. Mire, es que tengo contratado con ustedes la Tarifa de Datos Profesional 25
-Tarifa de Datos Profesional 25…
-Sí, Tarifa de Datos Profesional 25.
-Efectivamente, señor, así figura en nuestro monitor.
-Entiendo entonces que como se trata de la tarifa de Datos Profesional 25 ustedes me cobran una cuota de 25 euros hasta que no sobrepase un determinado número de megas.
-Así es, señor.
-Entonces, ¿por qué he recibido una factura en la que la cuota base es de 52 coma 5000??
-Usted ha recibido una factura en la que se le dice que la cuota mensual base es de 52…
-…coma 5000, sí.
-Un momento señor, que voy a hacer unas comprobaciones. No se retire, por favor.
-Vale.
(música disuasoria. Terrible. Pero valor y coraje, no vamos a desfallecer ahora)
-Gracias por la espera, señor, es usted muy amable.
-Nada, mujer.
-Mire, es que lamentablemente en este momento el sistema de facturación está caído.
-Vaya por Dios.
-No se retire.
-No, no.
(la musiquita de las narices)
-Un momento por favor, no se retire.
-…
(más musiquita)
-Un momento por favor, no se retire.
-…
(más musiquita)
-Gracias por mantenerse a la espera, señor.
-Nada, qué le vamos a hacer…
-Señor, pues lamentablemente eso ha sido un error de facturación, efectivamente. Acabo de comprobarlo en el monitor.
-Ah, y puedo reclamar, supongo.
-Por supuesto señor, pero mire, le informo. Nuestro servicio de facturación no funciona los fines de semana
-Ah, no??
-No, señor. Yo ya le tomo nota de la incidencia y usted debe llamar el lunes a partir de las nueve de la mañana, de acuerdo?.
-Disculpe entonces, es que pensaba que sus compañeros del servicio de facturación estaban trabajando.
-No, señor, a partir del lunes a las 9 de la mañana usted llame que yo ya le tomé incidencia.
-De acuerdo…
-Puedo ayudarle en algo más?
-No, muchas gracias. Muy amable.
-Que pase un buen día y gracias por confiar en nosotros.
-Sí, si, ale.

(click)

Mosqueo considerable. Una bombilla se enciende en forma de idea maliciosa. Voy a llamar y a inventarme un plan de Datos. Una Tarifa de Datos inexistente. Debo ser malpensado pero es que… Marcando. Preliminares. ZZZ. Blablabla.

-Buenos días, mi nombre es tal, en qué puedo atenderle después de que me diga su DNI, su dirección, su nombre y apellidos, su código postal y el banco a través del cual le hemos dado el sablazo (lo último es de mi cosecha, claro)
-Buenos días. Mire, quería confirmar si el plan de Datos que tengo contratado con ustedes es la Tarifa de Datos Profesional 40 porque ya no lo recuerdo y a lo mejor me convenía cambiarlo, sabe usted?
-Usted quiere confirmar si el plan de datos contratado con nuestra compañía es la Tarifa de Datos Profesional 40 para un posible cambio, correcto?
-Sí, eso es.
-Un momento señor mientras accedo al sistema.
-Espero que no esté caído.
-No se retire.
-No, no, pero no me ponga la mus…
(musiquita disuasoria. Resignación)
-Gracias por mantenerse a la espera, señor
-Nada, muj…
(musiquita disuasoria. Cara de bobo)
-Gracias por mantenerse a la espera, señor
-Nada, tranquila.
-Mire, efectivamente, en nuestro sistema aparece que usted tiene contratada la Tarifa de Datos Profesional 40.
-Así que todavía la tengo…
-Sí señor. ¿Le interesaría cambiarla?
-Pues… Pues igual. Pero voy a echar un vistazo en su página de Internet a ver si hay alguna tarifa que se adapta mejor a mis necesidades.
-Como quiera señor pero, mire, le informo, nuestra página web está caída en estos momentos. Le sugiero que pruebe dentro de unos minutos y entonc…
-Ah, no pasa nada, no hay prisa. Ya me pasaré en otro rato.
-De acuerdo, señor. Puedo ayudarle en algo más?
-Pues no, la verdad. Eso era todo. Muchas gracias y muy amable.
-A usted, señor. Debo decirle que es posible que en los próximos minutos usted reciba en su terminal una llamada para comprobar su grado de satisfacción con nuestro servicio.
-Ah, estupendo.
-Que pase un buen día y gracias por confiar en nosotros.
-Igualmente, buenos días.

(click)

4 pensamientos en “Odisea

  1. toni

    genial. pero, no sé, me recuerda vagamente a alguien con una línea de telefónica. aunque lo de volver a llamar para las comprobaciones de la tarifa de datos 40 es algo magistral. creo que voy a probarlo. igual incluso me regalan alguna cosa, no?

  2. C.

    Lo siento por ti, pero a nosotros nos ha brindado unos minutos de sonrisa matutina :)

    (eso sí: qué fueeeeerrrrte)

  3. emejota Autor

    Al final he conseguido hablar con los del servicio de facturación. Me dicen que me van a abonar la diferencia pero yo como Santo Tomás…

Deja un comentario: