Diario

Varias cosas.

Hoy he salido por primera vez a la calle desde antes de las vacaciones a excepción de mi paso por una consulta que me dejó tan hecho polvo que me volví a meter en casa. Y luego el calor, que también influye. Hoy al fin ha refrescado un poco.

Cuando llevas un par de semanas o tres sin salir a la calle de toda la vida te sientes como raro, o sientes rara la calle; algo sientes raro. Me ha parado una chica sorda pidiendo firmas y donativos para una sociedad que me ha parecido inexistente pero a veces pasa que lo sabes o lo intuyes y te da igual, quizá porque la propia chica tenía algo, y no me refiero a lo físico. El caso es que he tomado la carpeta en las manos y he cogido el bolígrafo y me ha parecido que en la casilla anterior había firmado Peter.

Tengo olvidado a Peter.

Me siento culpable por ello. Le tengo olvidado porque no he hecho acto de presencia y debía haberlo hecho, lo sé, pero de pensamiento no me olvido de él. Creo que era Peter el de la firma, sí, y me ha alegrado compartir hoja con él, que siempre decía que había que aprovechar el papel y luego te hablaba sobre temas de reciclaje y tal y que qué era eso de escribir en folios sólo por una cara. Me ha parecido tan simpático coincidir con él que aunque no fuera él quien ha firmado con su apellido y su manera de escribir pues daba igual. Pronto le haré una visita a Peter, a ver si no está muy enfadado. En el fondo Peter no se enfada nunca, en todo caso, hace como si se enfada un poco, a veces hasta un mucho, pero luego ya no se acuerda.

Otra cosa. Ayer estuve considerando la posibilidad de tomarme vacaciones en el blog por primera vez en estos tres años y pico. Aunque sea hasta septiembre. Porque sentí que necesitaba desconectar de varias cosas y cuando me puse a enumerarlas ví que necesitaba desconectar de casi todo. Pero si desconecto de casi todo qué me queda. Es rara esta sensación de nada, un poco como esa niebla que se tragaba poco a poco todo en aquella tierra de Fantasía de “La Historia Interminable”, de Michael Ende. Lo único que mantuve abierto ayer es un libro. Pero una de las cosas de flotar en la nada es que te vuelves un poco inconsistente hasta con tus propias decisiones y por eso ya estoy escribiendo de nuevo. O quizá es un mecanismo compensatorio, o de reacción, qué se yo.

Llevo tres días soñando con mi padre. Me sonríe.

5 pensamientos en “Diario

  1. David

    Mariano, si necesitas desconectar, hazlo. Pero no digas que hasta Septiembre, hazlo de forma indefinida porque si no no desconectas del todo.

    Un abrazo, no des nada por acabado.

  2. C.

    Ya sabes: lo que te pida el cuerpo (y el alma).

    Qué suerte. Lo de soñar con tu padre. Para mí es una alegría intensísima un encuentro en sueños con alguno de los dos -cuando es bueno, que también los hay angustiosos-. Me pasa muy poquitas veces.

  3. Anónimo

    Solo soy uno que pasaba por aqui un dia y ya no pudo marcharse.
    Eres necesario.
    Tus palabras son un cobijo como tus paréntesis
    ( no dejes esto vacio por favor )

  4. toni

    desconecta si es lo que sientes que tienes que hacer. desenchufa. desaparece. pero no lo digas. hazlo. porque, si lo dices, estaremos aquí para contestarte que, aunque te vayas, seguirás siendo esa lectura matutina que me ayuda, junto con un vaso de agua fresquita, a que el día se ponga en marcha. y eso ya es mucho. ánimo, emejota, mucho ánimo desde la tierra húmeda.

  5. emejota Autor

    toni: una alegría tu retorno. Has batido tu record, tu marca de posts visitados y convenientemente firmados, porque lo tuyo ya es una firma, la rúbrica que espera el post. Hoy me has hecho sonreir, mil gracias.

    Anónimo: a veces decís cosas que me dejan paralizado, como sobrecogido. Sólo puedo decir que me alegro que mis palabras sean cobijo para alguien; yo espero que lo sean también para mí mismo cuando me encuentre a la intemperie.

    (me quedo por aquí)

    C: también me pasa pocas veces, contadas con una mano en 25 años. Pero pasó esta vez cuando tenía que pasar, tengo esa sensación. Y me tranquilizó.

    David: descanso un poco, sí; pero un poco sólo, ya me conoces :)

    Un abrazo a todos

Deja un comentario: