Salida

Operación salida. Las fiestas de la ciudad han salido del escenario urbano, el mes sale del calendario y la gente se marcha de vacaciones. Se nota en este blog. Según las estadísticas, nos hemos quedado de Rodríguez cuatro gatos, lo que quiere decir que el blog, del alguna manera, ha recuperado ese estado original, fundacional, cuando uno escribía a ciegas, como el náufrago que mete un mensaje en la botella y lo lanza al océano pensando si alguna vez, en algun lugar, habrá algún receptor. Por aquel entonces pasaban dos cosas: cuidaba el aspecto formal de los textos de una manera que ahora me parece algo encorsetadilla, la verdad, pero también es verdad que me sentía más, cómo decirlo, libre en lo que decía. Llegado a este punto tengo que hacer una confesión:

A veces, le miento al blog, o le oculto cosas, o me invento excusas.

¿Eso es ser infiel al blog? A ver si a estas alturas vamos a tener problemas de pareja. Crisis. Va a ser eso, ya lo verás. Habrá que poner remedio antes de que llegue el divorcio y me vaya a otro blog, cosa que no quiero que pase. El primer paso pasa por asumir la falta, la culpa, todo eso. El resto vendrá después, que hoy estoy un poco disperso y esto sí que no es una excusa o una salida por la tangente. Es el calor.

Un pensamiento en “Salida

  1. toni

    no, no es ser infiel. es saber usar el blog para lo que fue concebido, dar rienda suelta a la imaginación y la necesidad de comunicación de cada uno. aunque sean historias de mentira. sobre todo si son de mentira. para la magia, es necesario el engaño.

Deja un comentario: