Gráfica

No es el trazado de una constelación ni el batacazo de audiencia de un programa nuevo de la tele, ni tampoco el índice bursátil, que debe andar por ahí por ahí. No. Es el reflejo anual de la “Operación Salida” en el blog. La estadística, vamos. Es llegar el primero de Julio y plof, pero es un plof a varios tiempos hasta que toca suelo y ahí nos instalamos, en la residencia de verano de “La Idea del Norte”, poquitos pero bien avenidos. Es curiosa la variación que ha tenido el concepto de “pocos” en la andadura de este blog. Pocos antes eran, qué se yo, 17, pongamos por ejemplo. Ahora pocos rondan los 200, que es la audiencia media de verano este año. De lo que se deduce que, aunque hay gente de paso y otros que vienen, se quedan un rato, y luego salen, cada vez viene más gente para quedarse. Hay sitio, no hay problema. Pero cuando nos quedamos en familia me da un no sé qué, como un principio de subidón, como el que debe darle a un adolescente cuando sus padres le dejan un fin de semana solo en casa diciéndole que no se olvide de esto y lo otro y que llamarán a las 10 de la noche a ver qué tal. Y cuando se cierra la puerta se abren un montón de posibilidades. Pues igual. Aqui las posibilidades se resumen en una que, a su vez, tiene múltiples posibilidades: largar. Tecleándolo después, claro, aunque cierto es que este blog admite podcast, es decir, post hablados, pero siempre me ha parecido eso un poco rollo sermón, o rollo presentador de noticiario. No, no. de eso nada. Largar por la lengua en sentido literal no, ni hablar (nunca mejor dicho). Por escrito sí. Pero que el calor nos ayude un poco, dándonos una tregua, que si no a ver.

3 pensamientos en “Gráfica

  1. toni

    ánimo, emejota. que todavía quedamos unos pocos que, en realidad, somos un montón. porque nos apiñamos un poco y damos calor. así que propongo instalar un ventilador (el aire acondicionado no me gusta mucho por no decir nada) en medio o un abanico cada uno. o, mejor, podríamos ir a la casa de la playa, ahí, junto al faro. por suerte, en el Norte, está haciendo más fresquito que por aquí. y luego viene el otoño y somos más y nos damos calor. y estoy contigo, a mí también me gusta más por escrito.

  2. stupendous

    Pues que conste que cuando otros se van yo vengo.

    Lo que pasa es que como cuando estábais tan apretados yo no me decidía a entrar, pues tengo una montaña de números atrasados fascinantes para leer, y aquí estoy catatónico sin largar, esto… sin comentar, pero estoy.

    ¿200 somos pocos? !!!

  3. emejota Autor

    Hola stupendous! Un placer tenerte de nuevo por aquí, en horario de verano. A ver si coincidimos un día ;)

    200 son muchísimos, yo sigo sin explicármelo, sinceramente. Pero es que en invierno hay días como para ponerse colorado. Por eso este año, como dije en el “discurso 3er aniversario” ;) me he sorprendido a mí mismo cortándome un poco muchas veces, bastante unas veces y ,ucho alguna. Y tampoco es eso. He hecho propósito de enmienda.

    Toni: en todo de acuerdo menos en lo del aire acondicionado, leve, eso sí; que, como su propio nombre indica, acondicione. Hay quien usa el aire acondicionado de congelador. Soy de la opinión que la frigoría da la medida de la felicidad en verano, sobre todo cuando ahí afuera el asfalto se derrite. Creo que peor que una frigoría moderada es un ataque de fiebre ambiental de 44 grados.

    Un abrazo!

Deja un comentario: