Archivo por días: 7 julio, 2008

Sanfermines

En el calendario de la canción, el año también empieza el 1 de Enero pero termina el 7 de Julio y nadie protesta porque se trague de golpe un otoño entero. Termina en San Fermín y punto. Y seguido, porque es sanfermín, todo junto; es más: y plural, porque es sanfermines. Quizá porque el 7 de Julio son muchos días, desde el día de antes incluso, cuando el chupinazo, y durante nueve días, nueve, 24 horas al día donde a la gente le da lo mismo si son las 11 de la mañana o las 3 de la madrugada y en donde en una ciudad pequeña se meten todos los americanos en peregrinación a la estela de Hemingway (una excusa como otra cualquiera para empinar el codo), los neozelandeses, australianos, japoneses, canadienses, qué se yo, de todo te puedes encontrar por la calle, hasta toros. Una locura. Yo me sentiría ahí totalmente desubicado pero, sin embargo, entiendo que quien se sumerge de cabeza en ese horario continuo que impregna el aire de olor a vino tinto y sudor con murga de charangas encuentre que la cosa tenga su encanto, y lo digo con convencimiento.

Por lo demás, hoy es el cumpleaños de un gran amigo mío. Mira que es fácil recordarlo por asociación a esta fecha, bueno, pues siempre me acuerdo pero al final por a o por b no le llamo a tiempo. Este año ha sido al revés: no me acordaba de su cumpleaños y sin embargo le he llamado para felicitarle. Que cómo se explica eso? Pues muy sencillo: porque me lo ha recordado la vecina. Estadísticamente hablando, con los posts en la mano, se demuestra que la vecina es imprescindible. A cambio yo le vigilo la colada cuando veo que va a llover y no la ha retirado, que no sería la primera vez, por cierto, y le dejo las temporadas de “A dos metros bajo tierra”.

He empezado a mandar las fotos del concierto a los chavales de Leioa antes de que salgan para Italia. Si no, da lo mismo porque se las dejo en la bandeja del correo. Jon me acaba de escribir para decirme que le ha gustado lo que he puesto en el blog y que le gusta mucho la obra. Y que en serio. Le creo, y me alegro. También me cuenta que anda todavía luchando con la maleta, a estas horas (estas horas son las 11 y poco de la noche). Lo harán bien y lo pasarán mejor, seguro.