Archivo por días: 3 junio, 2008

Algo

Mientras medio país está viendo los dos capítulos finales de la cuarta temporada de House, yo trabajo en plena concentración porque a última hora de la tarde he encontrado en las cinco líneas y cuatro espacios del pentagrama algo parecido a la emoción en la que me reconozco. Así que hay que aprovechar el instante sin distraernos pensando cómo así, cómo ha sido, qué ha pasado; da lo mismo, da igual: ha sido y punto. Los comentarios al post precedente y las respuestas a los correos del día deberán esperar un poco porque aún tengo para un buen rato. A House ya lo recuperaré en algún canal alternativo. En realidad, un día terminé de House hasta el moño y dejé de acudir a su consulta. Pero últimamente lo miraba de reojillo y creo que se me está pasando, por lo que intuyo que volveré. Ahora no. Primero porque tengo que reengancharme a saber en qué capítulo, que ya ni me acuerdo, y segundo porque aquí a la izquierda tengo el borrador de lo que esta noche debería dejar de serlo, más que nada porque si no mañana por la mañana no sabré descifrarlo. Algo parecido a la emoción que andaba buscando y en la que me reconozco ha surgido cuando se acababa una tarde rara en la que el cielo no sabía si ponerse azul o echarse a llover. Yo he echado mano de la lapicera y del cuaderno, con el mar de teclas delante de las que he necesitado algunas, tampoco muchas.