Aniversario

La Idea del Norte cumple hoy tres años.

Para un blog eso ya son años porque abrir un blog es fácil, sí, pero mantenerlo despierto y darle de comer, ah, amigo, eso ya es otro cantar (y contar, sobre todo contar). Un blog suele empezar con empuje y luego pueden pasar tres cosas, siendo la más habitual que los posts se espacien cada vez más en el tiempo; luego están los blogs que, súbitamente dejan de hablar. Personalmente son los que más me inquietan porque como soy fatalista siempre me da por pensar que alguna desgracia terrible le ha pasado al propietario o propietaria de la bitácora en lugar de pensar, simplemente, que se han cansado y punto, que supongo que será lo habitual. Y luego están los blogs que siguen al pie del cañón, que debemos ser los raros de la red.

Tres años dan para hacer un ejercicio en primera persona consistente en tirar de archivo, decir madre mía lo que hay por aquí y pasearse una noche cualquiera. Una noche cualquiera fueron dos o tres hace un par de semanas. La experiencia fue muy curiosa: había cosas que no recordaba (cosas que me agradó recordar y cosas que hubiera preferido no recordar) y también aparecieron en los comentarios personas que vinieron, estuvieron un rato y se fueron. La distancia en el tiempo hace que pasearse por el archivo del blog sea lo más parecido a leer lo que otro ha escrito más que releer algo propio. Te sorprendes a tí mismo diciendo al leer algún post, pero éste de qué va, y otras veces hasta te ríes a gusto. Y si haces el paseo en el silencio de la noche es como si recorrieras las salas de un museo con la luz de la linterna en la mano, dirigiendo la luz aquí y allí donde se amontonan las cosas, tantas cosas, tus cosas. Fue curioso, sí.

Tres años de blog son lo más parecido a un serial televisivo, con lo que a mí me gusta el mecanismo del serial. Podemos decir que cada año ha correspondido a una temporada a trescientos y pico capítulos. Y al igual que ocurre con las series, en cada temporada el asunto evoluciona, apartándose poco a poco de la idea general o retomando las esencias; incorporando nuevas formas de contar o manteniéndose fiel al estilo; de todo puede haber. Tengo un recuerdo algo raro de esta tercera temporada, por un lado creo que ha sido la más flojita por las circunstancias externas, que al mismo tiempo son internas porque atañen a uno mismo; también ha influído que el blog, quieras que no, deja de ser una novedad y ya no te entregas a él con tanta dedicación (la pereza y eso). Luego te entran remordimientos y es cuando descubres realmente el cariño que le tienes a este cuaderno y piensas: no tengo que descuidarlo. Es un poco como lo que hace el Principito con su rosa pero sin Principitos ni rosas.

Y luego está la gente: la que se deja sentir y la que presientes. La primera ya forma parte de este blog: este blog también es suyo. Entre los segundos hay de todo: para bien y para menos bien. Algún día explicaré a qué me refiero. Hoy no. Y entre todos, los unos y los otros, un día descubres, de pronto, que este rincón solitario donde podías decir lo que te daba la gana sigue siendo un rincón (menos solitario) donde puedes decir lo que te de la gana… pero midiendo las palabras. El objetivo de la cuarta temporada debería ser replantear eso (tengo que reunirme conmigo mismo, lo anoto).

La principal novedad de este año, al menos la que más se ha notado, ha sido el cambio de Blogger a WordPress. No me arrepiento de ello. Es curioso que la otra casa, la de Blogger, que debe acumular un polvo que ni sé a estas alturas, sigue recibiendo visitas. Algunos dejan allí sus comentarios creyendo que todavía hay alguien en casa. En el capítulo de ausencias suele ser el buzón el que te recuerda: ¿qué pasa con Gould? ¿y las autoentrevistas? Eso me dicen. Y tienen toda la razón, coño, qué pasa con Gould, eh?, y con las autoentrevistas?

La semana pasada un médico que había escuchado una obra mía observó que el dolor yo no lo proyecto en mi música y me preguntó que dónde lo hacía, porque en algún lado lo tenía que hacer. Yo le contesté que en la escritura y para que no pensara que esto era algún dramón decimonónico me apresuré a aclarar que el dolor, aquí, suele ir de la mano de la ironía. No siempre, claro, pero sí muchas veces. Y que hay algo que me gustaría recuperar y que se me perdió. El qué. Estoy en ello, en saberlo. Espero que eso pase en la cuarta temporada, que empieza en el post siguiente. Porque esto sigue, desde luego.

Gracias a todos los que os habéis asomado por aquí, a los fijos y a los móviles.

23 pensamientos en “Aniversario

  1. toni

    mi querido emejota, las gracias no tienen que darse a los fijos o a los móviles, sino al que nos obliga, sin saberlo y con un inmenso placer al dejarnos, a ser fijos o móviles. asomarnos cada día a tu ventana al mundo, donde puedes decir lo que te dé la gana, es un placer que se ha convertido en lo primero del día tras lanzar a la basura cientos de spams. y no por obligación, sino por seguir la serie en la temporada correspondiente y así saber, y poder quedar tranquilos, que las cosas siguen su curso. aunque sea en línea recta. aunque sea haciendo eses. las gracias son a tí, emejota. seguiremos asomándonos.

  2. David

    Felicidades Mariano, el blog es una maravilla. Sé que soy uno de los casuales pero el agobio a veces te hace desmarcarte de algunas cosas. El don que tienes para expresarte es digno de mención literaria (escribe un libro :P) y hay momentos en los que me recreo una y otra vez leyendo tus post (especialmente uno de Lang Lang, en el que salía fotografiado tocando el piano en el Carnegie Hall. Creo que acababa de tocar el nocturno de Chopin).

    Enhorabuena Mariano :)

  3. David

    Edito: El post se llamaba Gesto y Lang Lang tocaba Haydn. Madre mía! no imaginaba que fuera hace tanto tiempo :o

    Disfruta del día ^^

  4. C. (acelerada)

    Se me acaba el tiempo de la conexion y no he tenido tiempo de leerte despacio y saboreando, sino que lo he hecho a todo correr y en diagonal, lo confieso, pero hasta que encuentre ese ratito que es siempre un ratito de placer, muchas felicidades y muchas muchas gracias.

  5. jorge

    Fremd bin ich eingezogen, en la tercera temporada.
    Compañero de viaje desde entonces. Vielen Danke.

  6. Uno de los tuyos

    Enhorabuena, MJ!. Soy uno de los fijos, aunque sólo he escrito un par de veces. Quizás por timidez, quizás porque si se me suelta la lengua escribiría todos los días y para decir variaciones sobre lo mismo: que te siento muy cercano, que te tengo un aprecio especial y que me gusta mucho lo que dices y cómo lo dices.

  7. crishu

    Felicidades a La Idea del Norte!!!

    La verdad que ya me voy acostumbrando a la nueva apariencia del blog pero a veces caigo sin querer en el viejo…pobrecito.

    Yo tres años no llevo pero un buen rato sí…buscando algo de Kantika, jeje. Y cuántas cosas he aprendido aquí! y descubierto contigo.

    Oye, qué te parece emejota si contamos cada uno cómo hemos llegado a tu rincon?

    Bueno y ya me callo que parece un agradecimiento de los Goya, jeje.

    Beso/abrazo

  8. David

    Interesante Crishu! Yo llegué aquí a través de la página web de Aula Clásica, hace cosa de un año y medio y entonces recibía clases suyas. Recuerdo que me hablaba de un blog, y fué por cosas del destino que enredando por aquella página web, fuí a parar aquí. Bueno allí, pero ahora es aquí. El diseño viejo me trae muy buenos recuerdos y el nuevo también, es muy acojedor (porque tu lo haces acojedor). Y eso, empiezas a leer a este tío y te enganchas :P. Recuerdo que hubo un tiempo (antes de que llegaran los trabajos de la universidad) que tenía configurada la página de Blogger (entonces aún no era WordPress) como la página de inicio. Luego llegan los trabajos, los examenes y con ellos el agobio y digamos que pierdes un poco la idea del norte. Reconozco que yo soy uno de esos que crean un blog y a las dos semanas lo deja pero, yo soy así, que le voy a hacer (si tuviera que preocuparme además por eso… deja deja). En fín, no dejes este blog Mariano, es fascinante, de verdad.

    ;)

  9. emejota Autor

    Mi más cariñoso agradecimiento a todos. Me parece muy interesante la pregunta que planteas, crishu, a ver si estos señores se animan.

    Abrazos!

  10. Ferre

    Felicidades, emejota. A por la cuarta temporada. Por cierto, no estaría mal que hubiera una forma de guardar todo un blog (posts, imágenes, audios y vídeos) en una única estructura de directorio en nuestros ordenadores… como quien tiene la última temporada de la serie de TV en la estantería (hummm, voy a investigar si hay algún plugin).

    …Y las respuestas a la pregunta de crishu vendrían a ser como los extras.

    Yo me temo que soy de los viejunos y ya ni me acuerdo cómo llegué a este Norte, pero seguramente buscando algo sobre música a través de Google (y si no fue así, hubiera sido una buena manera de acercarse a estas costas).

    Y sigo por aquí. Por algo será, digo yo.

    Ferre

  11. toni

    yo llegué también por casualidad. a través de una búsqueda de información sobre una película que te muestra uno de esos enlaces que te llevan a ortos enlaces y luego a más enlaces y de los que olvidas el original y el camino porque te has quedado con los ojos pegados a las letra y a la idea de norte con alguien que intuyes te dará un montón más de lo que tú le des. y te creas una puerta sin camino para no perderte nunca más. y te quedas.

  12. arrebatos

    ¡Y que escribas muchos más! Parece que somos de la misma quinta, casi casi de la misma fecha. Al mío le quedan un par de semanitas para complir los tres.

    Respecto a la propuesta de Crishu, creo que llegué a través de otro blog. Uno que te enlaza y al que yo enlazo: No es mi vida.

  13. C.

    Yo tambien llegue buscando musica y encontre muuuuucho, pero que muuuuucho mas :)
    No me hubiera quedado si no llego a encontrar ese plus de intensidad en los temas, en la forma y en el fondo.

    (aaaay, no sabes cuanto me incomoda lo del teclado sin tildes: me doy cuenta de que los anios me estan volviendo de un quisquilloso…)

  14. Anónimo

    Yo llegué gracias a Kevin Arnold. Buscando hace un año información sobre DVDs de la serie, me encontré con tu post ” Voces” sobre los cuartos trasteros y Cosmos en VHS. Y leí y leí y leí y me quedé enganchada aquí al norte, hasta que unos días después, leyendo sobre “el candidato”, descubrí que compartimos el mismo norte. Y luego he ido descubriendo que también coincidimos en cumpleaños y en hopital ;-) Curioso.
    Y aquí sigo, mandando el enlace al blog a todo aquel que sé que lo va a disfrutar. Ya hay algún que otro adicto.

    ¡Felicidades!

  15. Marina's mom

    ¡Felicidades, emejota! Yo llegué aquí a través de la música (canto en Coral Barañáin), pero me encontré con la grata sorpresa de tu afición al cine, cosa que también comparto ya que me dedico a enseñar algo de eso… Me encanta como destripas las pelis y me encanta como cuentas ciertos episodios de vivencias propias. Tienes escenas de película. De hecho, a menudo al leerte ya las veo en imágenes de puro cine al estilo neorrealista italiano. En tu relato del tren, te imagino cual Toto de “Cinema Paradiso”, pero con tren. Si algún día te animas a escribir para imágenes ya sabes dónde encontrarme. Besos y… ¡que cumplas muchos más!

  16. Fernando

    No me había dado cuenta de que llevaba ya tres años asomado a esta barandilla, tras la que se observa una vida, una experiencia, una cabal sabiduría…

  17. emejota Autor

    Me abrumais, no puedo hacer otra cosa que seguir diciendo gracias. Bueno, puedo hacer otra, decirle a Ferre (por grado de veteranía) que aún soy más viejuno que él porque antes entré yo en Retroklang y dejé un comentario acerca del Adagio para cuerdas de Samuel Barber. Y eso le debió traer hacia estos lares. Desde entonces se convirtió en mi domentalista favorito, cosa que le he dicho muchas veces a lo largo de este tiempo. Fernando, Marina´s mom, anónimo, C, arrebatos… Un abrazo.

Deja un comentario: