Girasoles

Lang Lang es un comunicador excepcional y lo demuestra una vez más en esta clase magistral al pequeño (o grande, según se mire) George Li. La quironimia con la que sugiere al alumno el vuelo de la melodía, los comentarios sazonados de metáforas que se convierten en pequeños gags de eficacia pedagógica indudable, la actitud emprendedora e inquieta y la energía positiva con la que este hombre se sienta, se levanta, sonríe, toca, habla. Y la demostración. Ese rubateo genial de la melodía que brota de las manos de Lang Lang y que pretende que el pequeño George Li interiorice y no imite, porque estas cosas hay que creérselas y si crees, creas y sólo así las sacas de dentro. Si imitas las coges al vuelo y eso es distinto. Lang Lang lo sabe y el aparato didáctico-lúdico que exhibe en la clase persigue en el fondo eso, que es algo muy serio. Qué bonito vídeo.

(Gracias, David)

9 pensamientos en “Girasoles

  1. Rachel

    (yo me conformo con tocar como ese niño y ya si Lang Lang te da una clase buuuuuf)

    (muy muy bonito)

  2. emejota Autor

    (yo me conformaría con saber dar una clase así, que para tocar para eso está el niño)

    (toni: los que sorprenden son el niño, Lang Lang y David, que encontró el vídeo)

    (por qué estamos hablando hoy resguardados entre paréntesis? llueve afuera o qué?)

    ;)

  3. C.

    Qué majos… y qué importante es tener buenos maestros.

    Es bueno recordar en qué consiste enseñar bien, que a veces se nos olvida. Pero hay que reconocer que también existe el buen alumno, no necesariamente el más listo, sino el capaz de estimular nuestros mejores resortes.

    (aquí sí llueve).

  4. emejota Autor

    Tienes razón, C.: Arnold Schönberg encabezó uno de sus libros de Armonía con esta frase preciosa: “este libro lo he aprendido de mis alumnos”.

    (también aquí ha caído una buena)

    (Rachel, me he asomado a ver si había ropa en el tendedor cuando ha empezado a diluviar pero he visto que no ;) )

  5. David

    Mariano, Lang estallaría de satisfacción si fuera capaz de dar clases como las que das tú.

    (Y no sólo de música)

    Un abrazo, Maestro.

Deja un comentario: