Sueño

“Algo, que ciertamente no se nombra con la palabra azar,
rige estas cosas”
Jorge Luis Borges, “Poema de los dones”

En el sueño, jotacé reaparecía entre una multitud de gente que iba y venía con equipajes voluminosos y se acercaba a una ventanilla a sacar un billete para alguna parte. Yo era el señor que estaba al otro lado del cristal atendiendo a los viajeros. Acercaba su rostro a la ventanilla y decía en voz baja que no estaba muy seguro de cuál era la dirección y yo le tranquilizaba diciéndole que no se podía perder, que eso era imposible, que no se preocupara, y le entregaba algo similar a un ticket que más bien parecía una entrada. Entonces volvió a escucharse esa voz autoritaria pronunciando su nombre con un grito categórico y cortante, como aquella vez, igual. Al volver a mirar, jotacé ya no estaba por ninguna parte. Creo que el sueño acababa ahí. Fuera de él no sé cómo sigue.

2 pensamientos en “Sueño

  1. toni

    a lo mejor subió en el barco en el que yo volvía. me pareció verle cuando esperaba a que la niña con nombre de agua bajara por la escalera (que a los motoristas y conductores nos hacen bajar solos), pero no estoy muy seguro. si era él, no hay que preocuparse, porque seguro que no se pierde.

Deja un comentario: