Actualización

Aprovechando el puente y que hay menos tráfico por aquí, he procedido a hacer la actualización de WordPress a lo largo de esta mañana. Desde el traslado de Blogger a WordPress, en agosto del año pasado, había hecho oídos sordos a las sucesivas actualizaciones por pereza, por engorro, y por los problemas que la actualización podía dar, que en los foros se oye de todo. Pero el plugin WordPress Automatic upgrade se ha hecho cargo de todo con la eficacia garantizada que venía en el prospecto, de modo que hemos saltado de la versión 2.2.2 a la 2.5.1, la más reciente. Ahora “La Idea del Norte” está al día y se siente más segura. La actualización trae muchas cosas a la trastienda de este blog, esa que no se ve pero que redunda en beneficio de lo que sí se ve, que es lo importante. Durante unos minutos, en lugar del blog ha aparecido un cartel puesto por los de mantenimiento. Se supone que ahora todo funciona con normalidad; como todo, será el rodaje el que lo confirme.

Una observación muy poco técnica y que viene de antes de la actualización: en Firefox, este blog pierde alma. Que sí. Las palabras salen debilitadas, como si les hubieran sacado el jugo y dejado la piel, y además se amontonan pegadas a las imágenes como si tuvieran frío, por mucho que les insistas en que tienen que mantener la correspondiente distancia estética. Así que digan lo que digan, es a través del navegador de Microsoft donde este blog se encuentra a sí mismo y dice: así soy yo.

Ya estamos al día y continuamos.

2 pensamientos en “Actualización

  1. arrebatos

    Yo siempre utilizo Firefox y te veo la mar de bien. Estupendamente me atrevería a decir. Pero he sentido curiosidad y acabo de verte a través del otro. No veo ninguna diferencia. Ni en distancias a las imágenes, ni entre párrafos, ni de márgenes… Se te ve igual de bien en ambos. Habrá que preguntar a los usuarios de Opera y Safari.

  2. emejota Autor

    Pues será mi monitor entonces. En Mac, Firefox se porta mejor con la consistencia de la tipografía, que en mi PC sale raquitica, pero las palabras siguen ahí, tan pegaditas a las imágenes. Deben ser muy curiosas.

    Gracias!

Deja un comentario: