Reducto

Tanta prisa para contar las palabras y al final el periodista ha dejado para la semana que viene las Cuatro preguntas a… Ya lo dejó entrever la fotógrafo con el gesto. En el periódico de hoy sí que venían Cuatro preguntas a… pero eran a otro. Ahora que lo pienso, no he mirado a ver si a él le habían salido las cuentas, lo que sí he visto, y en la portada además, ha sido la noticia de que ayer hizo aquí el día más caluroso en lo que llevamos de año, 30.2º, terrible. Tengo pavor veraniego en lo que a temperaturas se refiere y esto ni siquiera ha empezado. Quizá por eso, subiendo el otro día al hospital, me quedé embobado ante la estampa de la cumbre nevada del Moncayo como si fuera la primera vez que la contemplaba.

Hay días de atmósfera limpia en los que se ven muy nítidos los detalles de la falda del monte y en la cumbre la nieve brilla como si fuera una crema blanquísima. Tiene algo de conmovedor ese último reducto del invierno que luce todo su esplendor al sol antes de deshacerse dignamente para reaparecer colándose en un descuido del otoño. Tan hermosa me pareció esa estampa, más todavía por fugaz, que eché en falta mi cámara de fotos pero me recordaron que el móvil lleva una. Es verdad. Nunca la había usado antes porque se me hace raro sacar una foto con un teléfono, convertir en ojo lo que de normal es un oído digital, se me hace extraño, y más si se trata de hacerle un homenaje póstumo al invierno pulsando la tecla Menú. Lo cotidiano está hecho de momentos desconcertantes.

2 pensamientos en “Reducto

  1. Sergio

    Hola,
    yo también vi el Moncayo el miércoles, es una lástima y a la vez una alegría que se fije en él tan poca gente, al menos desde el lado aragonés, ¿verdad?

  2. toni

    lo mismo nos ocurre al otro lado del mar. casi nadie se fija en esas sierras de piedra que quieren abrir una brecha en el color azul y luego violeta y liego negro y al final otra vez violeta. a mi me gusta coleccionar nubes. tengo el móvil lleno de fotos de nubes. porque siempre aparecen sin avisar y te pillan de paseo o poniéndole gasolina a la moto o comiendo en casa de un amigo. así que hay que capturarlas con lo que tienes a mano, que es el móvil. pero el mío es antiguo y hace unas fotos que sólo valen para fondo de pantalla de mi móvil. que ya es mucho. me gusta el Moncayo.

Deja un comentario: