Boicot

A la hora de la merienda me he asomado un rato a La Ventana de la SER y en ese momento el periodista le preguntaba a una gimnasta su opinión acerca del posible boicot a las Olimpiadas como gesto de protesta por la podredumbre gubernamental china. La gimnasta ha empezado tibia pero enseguida ha ido calentando músculos y al final ha dicho entre risas que se dejen de tonterías porque ella lo que quiere es traerse una medalla. Debe ser eso el espíritu deportivo.

Deja un comentario: