Estación

El blog ha estado caído unas horas. No sé cuántas pero bastantes. Era una caída anunciada, todo sea dicho. Lo anunció hace días el servidor mediante un comunicado en el que decía que servidor iba a estar unas horas fuera, no tenía muy claro cuántas pero podían ser hasta 12 y que por eso lo avisaba con tiempo y que sería el día 21, conmemoración del 323 aniversario del nacimiento de Bach y octavo de la muerte de nuestro gato. Y también día estipulado por el calendario para dar comienzo a la Primavera aunque quién lo diría con este temporal polar. Que conste que yo tan contento, sabida es mi inclinación hacia lo invernal que no a lo infernal de los calores. Ha llamado hace unos minutos mi abuela para decir lo que dice en estos casos: viene el aire de nieves. Y tanto que viene, porque esta tarde, a primera hora, volviendo de Pamplona, ya se veía nieve en las montañas de alrededor y aquí cerca, en ese misterio geológico asombroso que es el Moncayo, debe estar cayendo una que no pega con la fecha, como tampoco pegaba con las fechas anteriores las temperaturas cálidas que hemos tenido.

Consideraciones climáticas aparte, el blog ha estado caído pero yo no: he alternado el teclado del piano con este que tiene letras y números y signos que nunca utilizo, ahora que lo pienso, como $, |, ¼, ¬, §, es curiosa esta parte inédita del teclado que no utilizas nunca pulses lo que pulses. De pulsaciones va la cosa porque estoy metido en dos nuevos proyectos. Uno requiere del teclado de allá (allá es el piano) y otro del de aquí. Así que al pie del cañón.

2 pensamientos en “Estación

  1. Marina's mom

    Ayer fuimos a ver a las niñas que están unos días con los abuelos y casi me entra la risa al decirle a la mayor, que últimamente preguntaba mucho que cuándo llegaba la primavera (ella lo dice porque primavera es sinónimo de vida al aire libre, flores, vestiditos, zapatillas y nada de botas, abrigos y demás estorbos para el juego). Pues ayer le dije: “Aitana, aunque no lo parezca, ya estamos en primavera. Empezó ayer, pero qué cosas que hoy en Pamplona estaba nevando… A veces pasa”. Se quedó tan conforme…

  2. toni

    por estos lares isleños también nos hemos encontrado la impresionante estampa de la sierra nevada. en marzo. después de haber comido al aire libre en manga corta. pero a mí me sigue gustando más lo de espolvorear las montañas. y quedarme esperando los dos proyectos. el de aquí y el de allá. con la ceja levantada.

Deja un comentario: