Diario

Me voy a casa de la abuela a comer con ella. Esa es la idea general del post y así se queda porque el cielo se está poniendo muy oscuro y en nada va a llover. Y aunque me gusta que llueva no me gusta llevar paraguas. Tampoco me gusta que llueva en domingo. En realidad, no me gustan los domingos y ando últimamente preocupado observando que algunos sábados pasan por ahí endomingados. Luego vuelvo. Buen provecho.

3 pensamientos en “Diario

  1. toni

    dale un beso a la abuela desde el otro lado del mar. y no comas mucho, que luego no se puede escribir bien. los domingos son como los martes. pero fiesta. y, si llueve y estás bien acompañado, son incluso mejores. y, que conste que no es por llaevarte la contraria.

    para esos casos, Alias Cane, lo mejor es un hornillo.

  2. emejota Autor

    Si tú lo dices, toni, me fijaré a ver, pero no sé… Los martes no hay fiesta y por eso son martes. El problema del domingo es su inmovilidad. Peor aún, comprobar que la gente actúa de manera programada hasta en la inmovilidad del domingo. En fin, no me hagas mucho caso, divagaciones… Gracias por lo de la abuela!

    Hola Miguel: comí ensaladilla (sin mayonesa) y pollo asado. De las latas de bonito yo sólo alucino si son de una marca. Y luego alucino dos veces cuando cada vez que veo el precio. Pero lo ques bueno es bueno.

    Abrazos!

Deja un comentario: