Definición

Blu RayToshiba ha tirado esta madrugada la toalla y el Blu-Ray de Sony queda como único formato de alta definición para sustituir al DVD al que tanto amamos. Uno tiene su corazoncito y lo siente por los señores de Toshiba y, sobre todo, por los clientes que, impacientes, prefirieron lanzarse a probar las mieles de la espectacular definición de clase alta, puro lujo, antes que ser prudentes. Lo confieso, yo estuve a punto de caer. Debo estar haciéndome mayor y volviéndome más previsor (y ahorrador). En cualquier caso, lo que estaba claro es que uno de los dos formatos iba a tirar la toalla algún día; el tira y afloja era una chulería de las respectivas empresas que, últimamente, empezaba a volverse contra ellas porque los consumidores, simplemente, esperaban, y ni se decidían por uno ni por otro. Curiosa la estampa de un mundo audiovisual que habla de las especificaciones de la Alta Definición mientras se descarga del e-Mule toneladas de bits en baja definición, pero eso es tema de reflexión para otro post. La noticia de hoy es la confirmación del abandono de Toshiba en la pugna por el estándard en Alta Definición doméstica. A este Blu-ray no se le augura un gran reinado porque dicen los que saben del asunto que al final lo que sobrará es el formato en sí y todo será fagocitado por las memorias y el disco duro. Lo que sea pero que no nos vuelvan a liar.

5 pensamientos en “Definición

  1. Ferre

    Desde luego, el futuro tiene pinta de que se potenciará todavía más la combinación soft+codecs y el uso de memorias, con lo que se solventará el problema del dúo formato + soporte (precisamente las descargas se mueven en ese hábitat). La independencia de ambos elementos será clave.

    Vamos, que sí, que el reinado del BluRay no tiene pinta de ser muy largo, la verdad.

    Menos mal que los reproductores BluRay leen DVD’s, porque yo no vuelvo a comprarme las pelis y demás en BluRay ni “jarto vino”.

    Por cierto, que vista la larga lista de fracasos de formato que lleva Sony a sus espaldas (Betamax, Minidisc, ATRAC,…), yo, en principio, apostaba por HD-DVD.

    Saludos,

    Ferre

  2. toni

    no me gustan los de Sony. no me caen bien. pueden ser todo lo investigadores y haber aportado todas las tecnologías que quieran. pero no me caen bien. son los únicos que, cuando estrenan una superproducción del tipo hombres araña o códigos da Vinci o los piratas en los cines, no dejan entrar a la prensa con el pase propio durante los primeros quince días. para que no la tritures, porque saben que las vas a triturar, sin antes haber pasado por caja. y eso no me gusta. no por la caja, sino por el tratamiento borreguil de la masa. en fin. de todas formas, yo sigo teniendo y comprando vinilos para la música. y dvds, claro. pero tanta definición no es buena. se te olvida que lo que ves es ficción. todo parece de cartón piedra. un amigo se compró desayuno con diamantes y no la pude terminar de ver. estaba todo tan perfectamente definido, que los decorados parecían de culebrón venezolano. y por ahí sí que no paso.

  3. emejota Autor

    No es exactamente misterioso, C. Es un lío. ;)

    El HD-DVD era mi apuesta también, Ferre, pero… ¿Resistirás la tentación ante un “2001” en Alta Definición?

    Estoy contigo, toni, en lo de Sony y en lo de que algunas películas deberían seguir siendo indefinidas. Las impurezas del celuloide en una peli de gangsters de la Warner de los 30, por ejemplo, son parte fundamental de la película. Tanto en la imagen como en el sonido. Es algo inquietante ver a Harold Lloyd colgado de la aguja del reloj como si eso se hubiera rodado ayer por la mañana con un filtro en blanco y negro. Aunque también es verdad que ver “2001” en HD (y dale, qué me habrá dado hoy con “2001”) te deja con la boca abierta como para decir AAAAA o HAAAAAL ;)

    Abrazos!

Deja un comentario: