Canto

A Izas, de nuevo

Desde que descubrí la melodía de “Herri huntan” ojeando un viejo cancionero, algún resorte se puso en marcha en mi interior y mi atención reparó en una serie de detalles sutiles que explicaban la belleza y la sencillez extrema de esta melancólica canción. Enseguida fue inevitable atender al impulso de arroparla con otras voces y el resultado se lo mandé a Izaskun para que lo cuidara como sabe ella cuidar las cosas, a Rafael sin saber yo todavía que le iba a hacer tanta compañía en la primera hora de las mañanas y a Pello para que le pusiera voces, pero de las de verdad, no las escritas, que esas ya las había puesto yo en el papel. Ahora que me la manda de vuelta con el aliento de las gargantas sigo apreciando el trazo precioso de su anónimo compositor, que no precisa de muchas notas para su canción y las pocas que precisa, las combina o las comprime, concentrando la emoción, como viene en este ejemplo:

Herri Huntan

Y este mismo pasaje es el que me gustaria incorporar al blog, con permiso de las gargantas de Coral Barañain; este trocito y un poco más, porque después vuelve a repetirse el primer pentagrama aunque el color de la armonización para entonces sea distinto. Sentí que tenía que ser así y así fue. En “Herri huntan” la melodía se expande y se repliega, como si la propia cancion respirara mientras cuenta la historia de aquella chica guapa a la que unos chavales iban a mirar al atardecer por si había suerte y les sonreía.

“Herri huntan”, armonización a 4 voces, fragmento. Mp3, 930 k

Un pensamiento en “Canto

Deja un comentario: