Archivo por días: 31 enero, 2008

Jueves

Creía que tenía catarro y resulta que tengo bronquitis así que he incorporado un antibiótico a la sabrosa dieta medicamentosa. Lo ha dicho el médico en la visita rutinaria de los miércoles que hoy ha sido de los jueves. Hola. Hola. El médico: tienes catarro. Yo: sí, bueno. Él: ven que voy a auscultarte. Yo: vale. Él: respira por la boca. Yo: (…) Él: uy. Yo: (…?). Él: respira otra vez. Yo: (…) Él: pues sí que estamos bien, amigo. Ya puedes ponerte la camiseta. Yo: cof, cof. Él (desde el otro lado de la cortina, sentándose a la mesa): tienes preferencia por algún antibiótico?. Yo (desde este lado de la cortina): pues… el Augmentine. Más que nada por ese azul exótico de la caja, sabe? y también porque me recuerda a tardes sin ir al colegio. Él (extendiendo la receta y dirigiéndose a la enfermera): la caja del Augmentine no es morada? Yo (para entonces ya de nuevo en la silla): si, bueno, por eso lo de exótico. Él: vale, pues Augmentine, aquí tienes, tres sobres al día y a vigilar eso que no tiene que ir a más.

Por lo demás, ha habido de todo. La mañana ha sido tempranera y muy jugosa pero ahora no lo cuento que estoy con el portátil ante la tele y me desconcentro. Si eso mañana, en febrero, que este enero va bien servido de posts, 35 pone en el contador. La abuela se nos volvió a caer y ya veremos si se levanta. De momento está con mala leche y al médico le ha dicho que se va a morir. El médico le ha dicho que él algún día también. Y luego Mari se ha ido. Nada permanece. El sabor del Augmentine sí, pero poco más.