Realidad y creatividad

La hora de la verdadPensaba en el blog mientras volvía a la tarde en tren.
Me preguntaba si realmente le estaba sacando partido. Hablo en el sentido creativo. Esto es un diario, sí, o al menos esa era la intención inicial y de hecho lo es a ratos pero hay una vertiente que siempre me ha fascinado y que consiste en hacer de la realidad contada algo creativo. Supongo que esa es una herramienta muy común entre los escritores pero yo no lo soy y por eso, entre otros motivos, escribo un blog. Pensaba en estas cosas en el tren y he abierto el libro que llevaba en la mano y da la casualidad, mira tú por dónde, que el libro empezaba diciendo:

Escribo esto sentada en un compartimento casi vacío de primera clase del tren de las tres treinta y dos que va de Newton Abbot a Paddington, mientras contemplo el paisaje rojizo de Devon.”

En mi caso eran las dos y dieciocho y mi tren, un regional express, ni llevaba compartimentos ni primeras ni segundas. Si el paisaje era rojizo, que no creo, resultaba difícil asegurarlo dada la mugre acumulada en la ventanilla que, eso sí, ofrecía un filtro natural, una protección gratuíta a la radiación solar.

Sin embargo hay una relación más estrecha de lo que pueda parecer entre ambos viajes en tren, el que aparece en el libro y el que me traía de vuelta a casa. Porque el libro es el experimento que la novelista P.D. James llevó a cabo durante 365 días, desde el 3 de agosto de 1997 hasta el 3 de agosto de 1998 con el objetivo de escribir algo todos los días en forma de diario, desde lo cotidiano hasta la evocación puntual de un hecho del pasado. El editor lo presenta como “una original autobiografía escrita en forma de diario que incluye unas memorias”. Cómo se complica la vida la gente cuando todo eso se puede decir con una palabra: blog. A P.D. James, le guste o no, que no sé si le gusta o no, le ha salido un blog. 365 posts. Eso sí, sin comentarios. Y esto también: cobrando una pasta suculenta. De ahí lo de ir en un compartimento de primera viendo paisajes rojizos por la ventanilla.

Privado yo de atracciones paisajísticas, que no de interesantes conversaciones que flotaban en la atmósfera del vagón, me han llamado la atención las reflexiones previas al experimento y que la autora recoge en el prólogo porque apunta cosas que resultarán familiares a quienes un día se pusieron a escribir un blog. Pero sobre todo hay dos conceptos que me han proporcionado pensamiento para varios kilómetros de viaje: el concepto de diario como registro cotidiano y el concepto de creatividad. ¿Es posible ponerlas en común? Dice la señora James que hay quien experimenta la vida más a fondo cuando consiguen rememorarla tranquilamente que en el momento de vivirla y que así sucede con la ficción, que vive en la imaginación pero que sólo cuando pasa al papel adquiere un sentido distinto de realidad. Yo me quedo con esas últimas palabras y las llevo a mi terreno en forma de objetivo: que las cosas verdaderas adquieran por escrito un sentido distinto de realidad. Ahí es donde empieza lo creativo y mi interés y mi apetito se despiertan considerablemente.

En estas cosas pensaba durante el viaje.

6 pensamientos en “Realidad y creatividad

  1. jorge

    Los lieder de Schubert. Un blog que supera las 700 entradas. Ese empeño por descifrar la realidad, por liberar la creatividad desde los 15 añitos hasta su temprana muerte. “Brillante y fugaz como un cometa”.

  2. toni

    es posible ponerlas en común. seguro. tú lo haces cada día. las cosas verdaderas adquieren un sentido subjetivo, son verdaderas porque las cuentas tú y sólo si las cuentas tú. de lo contrario, no podríamos conocer tu historia. como la de P.D. James. sin creatividad, los acontecimientos serían monótonos, insulsos.pero a través de la mugre de la ventana, todo adquiere ese tono de gris seriamente cínico que tanto me gusta.
    (dioses, no voy a tener tiempo de leer tantos libros)

  3. C.

    Que conste que no comento este post porque hay demasiados temas jugosos y me iba a enrollar como una persiana :)

  4. emejota Autor

    Comenta, comenta, no te cortes. Los comentarios son para eso.

    (en caso de duda y/o escasez de tiempo, al Pi de cabeza, toni)

  5. daniel naranjo

    me pregunto yo, que hace meses no escribo por aquí (aunque por pena más que por ausencia, porque de luna en luna vengo por estos lados a reencontrar el arte): ¿Existirá acaso otra forma de imaginar la realidad que no sea aquella que creativamente algunos son capaces de contarnos?

    Y bueno, aunque no preguntas del todo pero ¿No es acaso la función del arte conmover el espíritu? Pues bien, aquello que aquí haces es eso, un impresionante movimiento del espíritu. Y sospecho (por no decir que aseguro) que no solo el de quienes te leen sinó, sobretodo, el tuyo propio.

    Se le quiere, aunque no aparezca por aquí….

Deja un comentario: