Archivo por días: 7 enero, 2008

Resonancia

Esta mañana me han hecho dos resonancias magnéticas en el hospital. Una cerebral y otra de cervicales. No es habitual hacer las dos juntas pero como se preveían problemas han decidido ir a por todas. Qué tíos. Los problemas vienen porque mi lesión cervical no me permite permanecer tumbado en posición horizontal ni siquiera un segundo si no es con el apoyo de una almohadilla que eleve un poco la cabeza y en la resonancia hay que estar así (sin almohadilla) unos 40 minutos de nada y sin mover un músculo. Si te ponen una almohadilla el rayo o lo que sea pues no alcanza y la imagen resultante es defectuosa. Voy a ahorrarme los detalles de cómo lo han conseguido (qué coño, voy a incluirme: lo hemos conseguido). Sólo decir que al final se me habían paralizado las extremidades y que al incorporarme la habitación ha empezado a girar a las revoluciones de un single. Ha dicho la doctora que se nota que estoy acostumbrado a sufrir porque he resistido la prueba sin problemas. Siempre que me dicen eso me siento un poco heroína de culebrón venezolano, luego me visto o lo que sea y salgo, por aquí?, sí, sí, ahí está la puertica. Adios. Adios.

Dicen que la resonancia no tiene efectos sobre el organismo pero estando ahí dentro el pensamiento se esparcía formando auroras boreales y estando fuera (pero varias horas afuera) ha empezado a funcionar por su cuenta el motor de la ansiedad metiéndole caña al cuerpo, lo que pasa es que el cuerpo está muy cansado y prefiere quedarse en casa. En resumidas cuentas, la historia de siempre. Qué paciencia.

Contraposiciones

Así suenan los 8 primeros compases de la Sonata para piano Nº 18 de Beethoven:

Click aquí para escuchar. mp3, 16 seg. 250k.

De manera frecuente, en Beethoven, a un pasaje notable le sucede otro sorprendentemente trivial y convencional. El resultado en ocasiones nos desconcierta. Charles Rosen suele decir que ese es precisamente un rasgo característico del estilo de Beethoven y que con ello persigue “crear un contraste dramático y un espléndido toque de ironía”. En esta Sonata, la creciente tensión y la incertidumbre tonal del pasaje inicial,

Beethoven Sonata 18_1

queda súbitamente resuelta por una cadencia convencional:

Beethoven Sonata 18_1

Con ella queda instaurado el orden aunque quizá al oído, ahora cómodamente asentado en la obra, le quede una sensación frustrante. Vamos a investigar.

Beethoven persigue dos objetivos en los 6 primeros compases de esta Sonata. El primero de ellos consiste en presentar claramente el minúsculo motivo de tres notas que va a protagonizar la obra. Eso justifica la inmediata repetición del mismo en el compás 2. A partir de ahí, el objetivo es crear una tensión creciente que genere expectación. Los acordes insistentemente percutidos en el registro grave a lo largo del compás 3 desembocan en un acorde inestable que ocupa todo el compás siguiente. Esta inestabilidad y la incertidumbre tonal obligan a proseguir la marcha.

Beethoven Sonata 18_1

Junto con la progresión armónica cobran especial importancia las indicaciones dinámicas anotadas por Beethoven: el crescendo del compás 4 enfatiza la culminación de una primera meta y al mismo tiempo revela su condición inestable (se trata de un acorde disminuído). Las expectativas de reposo tendrán que esperar. Por su parte, el ritardando que se prolonga hasta el calderón incide en la idea de una ascensión cromática lenta y dificultosa.

Todo conspira para crear uno de los comienzos más enigmáticos y deliciosamente inestables de Beethoven… que se va a venir abajo de golpe. Un compás y un pellizco del siguiente van a ser suficientes para desmontar, con indisimulado descaro, la trama anterior. Brevedad, concisión armónica, tempo rápido y ornamentación melódica contra extensión, densidad armónica, tempo contenido y sobriedad temática. En eso consiste la oposición de elementos que ha ideado Beethoven. Cierto es que este sorprendente giro cadencial de última hora va a marcar la pauta de una Sonata que es esencialmente luminosa, y así lo atestigua la posterior reaparición del material temático que fluye ahora sin ataduras:

Click aquí para escuchar. mp3, 11 seg. 180k.

Con todo, esta contraposición de elementos es resuelta al final de manera maravillosa al incluir Beethoven un breve tema conclusivo que es una versión suavizada del tema inicial:

Beethoven Sonata 18_1

Click aquí para escuchar. mp3, 8 seg. 130k.

Los dos compases que necesitaban anteriormente el motivo principal y su repetición son ahora ocupados por una versión abreviada en dos blancas que representan el salto interválico descendente característico de dicho motivo. Además, el giro cadencial ha disminuído su ímpetu unificando sus valores en corcheas y suavizando el contorno de su perfil melódico.