Balance

Pues no sé.

Todo el mundo hace balances y resúmenes en estos compases finales del año pero a mí es que no me salen. En un año pasan muchas cosas aunque el principal problema que tengo a la hora de hacer un balance es que no me acuerdo ni de la mitad. Es extrañísimo pero así es. El año es como una nebulosa de la que de vez en cuando, si te concentras, sale una esquina de algo que pasó y si tiras de ella pues entonces la miras entera y dices ah, sí, y te acuerdas. Visto lo visto, me conformo con constatar, que de eso sí me acuerdo, que el año empezó fatal (pero mira que empezó fatal) y no termina fatal, por lo menos fatal no termina. ¿Se puede considerar a eso un balance positivo? Tampoco lo sé. Pues estamos bien entonces. Hombre, mal tampoco; peor, desde luego, no.

3 pensamientos en “Balance

  1. Alias Cane

    Mientras estés satisfecho con lo que alberga tu corazón, entonces ha sido un buen año, queridísimo Mariano.

    Se te extraña, pero no se te olvida.

    Un abrazo fuerte, fuerte.

  2. toni

    nadie se acuerda ni de la mitad, emejota, no creas. lo de los balances, aún así, tiene su parte bonita. porque te acuerdas de las cosas que te hicieros sentir algo más allá de la rutina de levantarte y larvate los dientes. aunque eso último también puede ser impresionante. como lo de tomar un café con leche con los amigos. hace?
    feliz año.

Deja un comentario: