Faraón

Faraón

Viene en el periódico que ha muerto Jerzy Kawalerowicz, director de cine polaco. En 1966 dirigió la monumental “Faraón”, una recreación del antiguo Egipto muy distinta y distante de las superproducciones de Hollywood pues aquí los escenarios no son de cartón piedra sino de piedra original y milenaria, sin trampa ni cartón, y los Faraones no visten de alta costura y es el polvo del desierto el que maquilla sus rostros y cubre sus oros. El Egipto de Kawalerowicz es de una grandiosidad rústica y creo que resulta convincente precisamente por eso. La cámara se desenvuelve en él como narradora apasionada y apasionante, unas veces convertida en protagonista en el fragor de la batalla, ascendiendo y descendiendo dunas en rápidas carreras con resuello, abriéndose paso entre empujones y cayendo finalmente con la lente ensangrentada, y otras veces presenciando sin pestañear, en un único plano, el discurso pausado y salpicado de solemnes silencios del anciano faraón. El “Faraón” de Kawalerowicz es una película maravillosa con muchos minutos de cine muy puro y muy grande.

4 pensamientos en “Faraón

Deja un comentario: