Puente

Puente. Aunque, para llevar la contraria o porque así lo ha querido el azar, o por ambas cosas, yo no hago puente. Mañana por la mañana se pasa por aquí un ex alumno porque quiere que hablemos sobre el primer movimiento del Concierto 23 de Mozart. Me pregunto si, de haber sido universitario, habría aprovechado un pequeño descanso del curso para pasarme a hablar sobre el primer movimiento del Concierto 23 y no sé, es que me cuesta verme como universitario así que difícilmente me puedo imaginar el resto. Algún día debería probar (y, de paso, aprobar). La vida es larga.

Es curioso que tanto el alumno como el concierto han pasado por aquí. El concierto aquí y el alumno aquí. Conversar sobre estas cosas me gusta; en realidad, mis clases son así: plantear preguntas a la obra e intentar encontrar las respuestas. Lo de mañana sigue valiendo un relato, ese es el trato acordado en su día con este alumno con madera de escritor y no me olvido. Una madrugada, hace un par de semanas, recibí un mail que intentaba pasar por relato. Pero lo intentaba, no coló.

Qué más. Poco más. Debe ser porque está todo parado en este viernes que parece domingo: está todo cerrado, pasan menos coches, la gente pasa despacio por la acera y el azul del cielo es azul de domingo y no de viernes, cosa que, como todo el mundo sabe, no es lo mismo.

5 pensamientos en “Puente

  1. sergio

    Pues a mí me gustaría dejaros a todos un regalito, si a la autoridad competente le parece bien, claro está. Si estuviese en Zaragoza estaría agobiado con la gente, pero como este año no puedo ir y estoy a mil kilometros, tengo nostalgia, menos mal que vosotros y Miguel Fleta me haceis compañia. Así que.. ahí queda eso, mañicos!

    http://www.youtube.com/watch?v=sPhN2HigFbo&mode=related&search=

    http://www.youtube.com/watch?v=DGPzqg41Hj4&mode=related&search=

    gracias Mariano, te llamas como mi abuelo

  2. Miguel Cane

    ¡Hola Mariano!
    Pues en solidaridá, yo tampoco haré puente.
    Me quedo en mi casa y duermo mucho.

    Esta ciudad es triste al vaciarse.

    O igual sólo soy yo.

  3. emejota Autor

    Son las ciudades, Miguel. Al vaciarse nos muestran lo vacías que son en realidad. Vacío al cuadrado. Y así nos contagian su tristeza que, entonces, se une a la que podemos tener en ese momento. O sea, tristeza al cuadrado. Vacío al cuadrado más tristeza al cuadrado es una operación que en domingo sale redonda y sin decimales.

    Pero pasa.

    ;)

    Sergio: es lógico que te recuerde a tu abuelo. Siempre he sido abuelo. A los 7 años ya era abuelo. Ahora menos, porque voy hacia atrás, y enseguida alcanzaré la edad del pavo y escribiré los posts en lenguaje de messenger y sms. Un horror, vamos.

    ;)

  4. toni

    en la isla del medio hubo puente de ordenadores, pero no de muebles y cajas y discos y estanterías vacías a punto de estar llenas, ni de camas desmontadas ni de nada de eso. y el cielo se había puesto del color del domingo y luego se puso gris y otra vez negro y volvió a llover mucho. pero en la casa por estrenar, las paredes son nuevas y se está calentito.
    (es bonito hablar de música o con música)

  5. emejota Autor

    (sí, es bonito. Tanto que al final hablamos de todas las músicas posibles menos del concierto 23, lo cual fue la excusa perfecta para quedar otro día para hablar del concierto 23 y así seguro que hablamos del azul orquestal de Debussy o de unas gotas de jazz o quién sabe qué tecla, si blanca o negra. Hay tantas…)

    Seguro que en esas cajas aparecen cosas que hace tiempo que habían dejado de existir y de repente las miras como ajenas y ellas te devuelven la mirada como dolidas porque son muy sensibles. Pero enseguida todo se reconcilia. Las casas nuevas huelen muy bien.

Deja un comentario: