Archivo por días: 7 septiembre, 2007

El 7 de Septiembre

Aidalai/Mecano…es nuestro aniversario. Eso dice la canción que suena mientras escribo estas líneas. No nos desvela quiénes son los que celebran la fecha que hoy marca el calendario pero aún así la canción sigue siendo maravillosa, con su barniz de otoño suave que acompaña la atmósfera de estas tardes luminosas y un tanto desconcertadas que no saben si tienen que volverse a la playa o acostarse temprano para ir mañana al cole. Una canción no sólo sobrevive por sus méritos musicales sino por lo que recuerda de nosotros mismos. Eso pasa porque una canción es siempre un contenedor de sentimientos; de sentimientos asociados, para ser más exactos. Personalmente no es éste el caso porque lo mío con esta canción de Nacho Cano es una historia con retraso: o se me debió de perder en la carpeta del disco (que me extraña) o es que tengo amnesia, no sé; lo que está claro es que algo raro debió pasar porque no me di cuenta de su existencia hasta que inesperadamente se filtró por unos altavoces muchos años después y desde entonces es objeto de mi devoción, amor de mis amores.

El 7 de Septiembre.

Parece mentira que después de tanto tiempo rotos nuestros lazos, sigamos manteniendo la ilusión en nuestro aniversario. También eso dice la canción. Lo dice la Torroja, cuya voz a esas alturas de 1991 ya era toda ella pura transparencia y en este 7 de Septiembre de 2007 sigue haciéndose a sí misma unos coros en el cd como de hada multiplicada, hay que ver. Esta canción es un lied hipermoderno: no hay en ella trazas de la previsiblidad tonal característica de las canciones pop, pegamento tramposillo y necesario con el que se adhieren a nuestros oídos a la primera; lo que hay es un collage exótico y deliciosamente ambiguo de texturas y melodías, con atmósfera de balada futurista rematada por unos arreglos fantásticos. Debe tener algún hechizo porque a mí me deja como hipnotizado. Es un tema que musicalmente mira a mañana mientras la letra vuelve atrás las hojas del calendario con intenciones de rememorar una vieja y concluída historia de amor cuyo aniversario, sin embargo, se sigue celebrando en un encuentro que plantea las lógicas e incómodas incertidumbres, como la de no saber cómo comportarse: “el 7 de Septiembre es nuestro aniversario y no sabremos si besarnos en la cara o en los labios”. Normal.

Para los Mecano, el 7 de septiembre dura exactamente 5 minutos y 2 segundos, hazaña que se repite incluso un 8 de Febrero, un 16 de Mayo o un 24 de Abril, aguas mil.

Ay (dalai)