Temporada

En los últimos días han llamado de dos emisoras de radio solicitando mi colaboración en la nueva temporada. Una de ellas ha dicho que puedo incorporarme cuando lo crea más conveniente, así lo ha dicho; la otra ha ido más allá y, ante mi asombro, me ha dado carta blanca para elegir el día, la duración y hasta los contenidos. Eso sí, ambas emisoras han coincidido en una cosa:

hacerlo gratis.

Es curioso el mundo de las emisoras comerciales. Allí el prime time no es nocturno sino matutino y los programas son el pretexto para poder dar salida a lo que realmente importa: los anuncios publicitarios. Hasta las secciones de los magazines son contenedores publicitarios convenientemente maquillados: un amable doctor explica las alergias de temporada o los problemas de varices y, antes de marcharse, el locutor nos recuerda la dirección y el número de teléfono donde el tal doctor pasa consulta. Lo mismo con la veterinaria, el cuidador de plantas, la tarotista y demás. En realidad, una colaboración en radio es una transacción: tanto la emisora como el colaborador sacan un provecho material. Y es lógico que así sea. Pero yo no tengo nada que anunciar, ni un negocio que publicitar. Ni siquiera puedo venderme a mí mismo aunque igual si lo hiciera me enteraba de para qué sirvo.

Me da morbo pensarlo.

No me considero un materialista en ese sentido. He colaborado gratis durante varios años en diversas emisoras poniendo en ello todo mi empeño y afecto y no me ha importado que así fuera. Pero ahora, después de tanto tiempo en el puto paro, la cosa me resulta más llamativa: la cosa en sí es que las cosas sean así. En cualquier caso no está el horno para emisiones, dadas las circunstancias, así que he declinado amablemente la invitación. Hay ratos, sin embargo, en los que pienso sobre qué habría hablado en caso de haber aceptado, habida cuenta las características de la proposición; sobre qué temas, de qué manera. Y lo más importante: ¿por qué?. A veces pienso que me gustaría oirme en la radio para averiguar de qué cosas hablo y qué motivos justifican que tenga que ser yo el que las hable. No sé, es raro, pero divertido; tiene un punto a lo Millás. Por cierto: Millás cobra, es brillante y hasta tiene un punto a lo Millás. El mundo está mal repartido.

16 pensamientos en “Temporada

  1. Miguel Cane

    Disculpa mi léxico, pero ¡qué cabrones!

    Lo mismo me ha pasado desde que me mudé a este Finisterre.

    Es verdad que tengo cariñosos amigos que me han ofrecido echarme la mano desde sus puestos en la mass media local… pero los medios en sí responden ofreciendo las puertas abiertas de gratis.

    Así que graciosamente he sido diletante y he hecho un par de favores a mis amigos, pero me he rehusado a dar mi “brazo a torcer” hasta que me ofrezcan una cita con mi amigo parné.

    Y yo no estoy en el puto paro, yo soy un vil nordaca (no sudaca, porque soy del norte).

    Así pues, nada. Confío en tu buen juicio, y sé que harás lo que el corazón te dicte — yo hago lo mismo- pero no dejaré de decirlo:

    ¡HIJOS DE LA CHINGADA!

    Gracias. Abrazos mil.
    M

  2. Erendira

    AHHHH!!! Que explicito! el de arriba debe de ser mi paisano, mexicano, porque se le lee muy sabroso decir: “hijos de la chingada”

    Jajajaja! si si es! no habia visto que es Miguel Cane.

    En tus programas anteriores como colaborabas? A mi la radio me fascina. Mi trabajo mas querido fue alli, en la radio. Ahora pienso si volveria, pero lo dudo mucho; creo que nadie me daria carta blanca como la tuve antes, sin ponerme limites ni medirme los contenidos. Como yo era encargada, yo me daba el horario que mejor me convenia: Viernes en la noche, desde las 8, a veces terminaba mi programa hasta las 3 o 4 de la mañana, en mas de una ocasion me alcanzaron a dar los buenos dias los de el primer programa del sabado. Ahora que me acuerdo, de que diablos hablaba durante tantas horas?

  3. emejota Autor

    me temo que es algo endémico en este país, Miguel. No se concibe que la colaboración de temas culturales sea de pago. Es curioso que de esa manera se haga de menos un tema que, por meros condicionamientos sociales la mayor de las veces, tiene alta consideración.

    Terminarán dándote esa cita, Miguel. Me lo dice la intuición.

    Un abrazo.

  4. emejota Autor

    ¿Todas esas horas, Erendira?? Eso es un radio-maratón!

    Yo he hecho un poco de todo. Empecé la madrugada de los viernes hablando de música en un programa que se hacía en un estudio a oscuras, a la luz verde y roja de los aparatos. Fue una época maravillosa. Después hablé de libros durante años (toda una biblioteca de libros, ahora que lo pienso) y en otra emisora también hice un mano a mano con un locutor vía teléfono durante un par de temporadas. Una especie de diálogo cómplice sobre todo tipo de cosas. De todo guardo un recuerdo muy agradable.

    Un abrazo

  5. toni

    desde aquí sólo nos dejan hablar de películas. a media tarde, con el café sobre la mesa, viendo películas con el micrófono abierto. cómo me gusta la radio. durante años, igual que todos, sin cobrar un duro ni un céntimo de euro. pero luego me llamaron de una emisora pública y ay, amigos, ahí sí. poco, pero sí. pero llegaron las elecciones y cambió el partido y mi colaboración fue amablemente substituida por un becario amigo de no sé quién. además, a éste le gusta sólo las películas raras. así que a la puta calle. y luego una privada, sin parné ni nada de nada. pero ahora han ganado los mismos de antes y me han vuelto a llamar de la pública para cobrar más y para hacer lo mismo en la tele y en la radio. el mismo día, pero en horas distintas. aún no sé qué voy a hacer. me estoy empezando a marear.

  6. David

    Es cierto que tienen bastante geta, pero siempre esta la ilusion. A mi me llamaron para tocar el piano en un programa de Localia y hubiera ido encatando pero llegaron los examenes y como soy bastante despistado y descuidado se me olvidó…Estaría genial escucharte por la radio algun día.. escucharte aunque no fuera por la radio… o si no, podrias crear tu propia emisora de radio por internet! Hagas lo que hagas lo haras muy bien, estoy seguro. :)

  7. sergio

    pero que morro tiene la people!! lo de la radio en internet estaría genial, así te podríamos escuchar desde donde fuera o fuese.

    Chao

  8. causal

    Me parece muy acertada tu decisión, emejota. Contribuyes a intentar que las colaboraciones en radio se respeten como merecen. De hecho, a no ser que sea una entrevista puntual por una noticia, yo hago exactamente lo mismo.

    De todas maneras, creo que hay otro aspecto a tener en cuenta en estos magazines locales, y es la poca preparación de los contenidos, en general. Las noticias de primera hora, la mayoría sableadas a los periódicos escritos, y si descuentas las “publi-colaboraciones”, díme un sólo espacio del local dial que se lo curre con contenidos interesantes, o al menos, preparados de antemano.

    saludos

  9. JIDU

    Es práctica común en los medios de comunicación solicitar colaboraciones profesionales sin ofrecer remuneración económica, y lo peor es que; como me siento un tio importante porque hablo en la radio parece que son ellos los que te hacen el favor.
    Yo escarmenté después de varias intervenciones que preparé a conciencia y solo las gracias. Que graciosos.

  10. emejota Autor

    Nada, pues nos montaremos una emisora pirata y se acabó. Toni y causal que se turnen las películas (sesión doble); los demás ya nos apañaremos con el resto de la parrilla ;)

  11. emejota Autor

    Miguel. yo contaba contigo para lo de las entrevstas pero… concedido lo de los cuentos de terror. Confío en tus dotes de narrador porque es un género que me decepciona con mucha frencuencia. No sé, me aburre, no me engancha. Y no será por falta de ganas o de predisposición. Yo me dejo llevar pero…

    En mi propia experiencia, anónimo, no creo que haya sido ese el caso: el de que pensaran que me hacían un favor. Aunque igual me lo haanic y yo no me daba cuenta… Umm ;)

    Erendira: yo encantado de escuchar ofertas de los jefazos y si alguna es interesante me pongo delante del micro aunque sea para leer la guía telefónica :)

    Saludos!

Deja un comentario: