CD

Tal día como hoy, hace 25 años, Philips fabricaba el primer Compact Disc en una factoría de la ciudad alemana de Hannover y el invento fue un gran adelanto, que eso es lo que tienen los inventos, que suelen ser un gran adelanto, si no, para qué. Yo recuerdo que compré mi primer cd antes siquiera de tener reproductor de cd´s así que eso también fue un adelanto en toda regla. Eran las “Imágenes” de Debussy tocadas al piano por Arturo Benedetti Michelangeli para Deutsche Grammophon. Yendo a la tienda me preguntaba si el nombre entero del pianista cabría escrito en la superficie de ese disco que, en comparación con los elepés, nos parecía una creación liliputiense. Resultó que sí. La elección de ese disco no fue casual: las irisaciones que producía la superficie plateada cuando lo ladeabas a la luz me parecían el acompañamiento adecuado para los “Reflejos en el agua” que estaban grabados dentro. Tenía 13 años, me había gastado todos mis ahorros en ese disco y mientras esperaba que llegaran las Navidades para tener el aparato con que escucharlo miraba esas irisaciones con cierta fascinación. Más de un rato y de dos las miré.

El disco de Benedetti ya lo tenía en vinilo pero hacía muchos clas clas y una de las cosas más atractivas que traía el nuevo formato era la promesa de que no habría más clas clas y así fue. Otra de las promesas era que no se rayaban y eso también era muy interesante porque con los elepés tenías que ir con un cuidado que para qué. Al tiempo resultó que sí que se rayaban y que aunque no hacían clas clas de pronto se comían unos segundos de música o un par de minutos, depende el apetito del reproductor. Por si fuera poco, algunos empezaron a decir que un cd tenía peor calidad de sonido que un elepé y al principio nos pareció que eso lo decían los petardos de turno, que siempre tienen llevar la contraria o buscarle pegas a las cosas pero después comprobamos que era verdad: que cabía la misma música pero menos sonido. Pero todo eso no importó, visto lo visto, porque de la noche a la mañana todo se llenó de disquitos pequeños y brillantes. Había por todas partes. Hasta Paco Clavel salió un día por la tele llevando un traje hecho de montones de cd´s como si fueran lentejuelas. O Paco Clavel se había pasado a la Alta Costura o los cds habían bajado mucho de precio. Resultó lo segundo, para bien nuestro. También resultó que la era digital había llegado incluso a la moda Cutrelux.

El cd fue un invento conjunto de Philips y Sony en una época donde esas cosas todavía se hacían en conjunto, como las coproducciones del cine. Un día de 1979 hasta se sentaron a comer y todo y a los postres decidieron que el disco tendría 115 milímetros de diámetro, que era lo que ocupaba una hora de lo que se quisiera. Quedaron para volver a comer al año siguiente y entonces propusieron un standard único para los cds . Para que no se les olvidaran los datos y como no tenían papel a mano lo escribieron todo en el libro de firmas del restaurante. El libro se llamó “Libro Rojo” porque así era el color del libro de firmas del restaurante. Este dato no lo pone en los libros pero es verdad. Es una exclusiva. Lo que sí se dice en los libros es que el libro se llama “Libro Rojo” y también que los ingenieros tuvieron que apretar un poco las cosas dentro del cd porque a Herbert Von Karajan le duraba 74 minutos su versión de la Novena Sinfonía de Beethoven y cualquiera le decía que no a Von Karajan cuando se le antojaba algo.

Uno añora esos tiempos de comidas de confraternización entre jefazos porque ahora cada uno come por separado y la cuenta la pagamos nosotros: los soportes de la alta definición (Blu Ray y HD-DVD) responden a una falta de acuerdo para alcanzar un standard común semejante al conseguido con los cds hace 25 años y nos están haciendo (y lo que queda) la puñeta. Mientras tanto, hay quien ya está enterrando al cd pero me da a mí que todavía queda cd para rato.

3 pensamientos en “CD

  1. Ferre

    Emejota, han pasados ya unos días desde que escribiste este post, pero confío en que el comentario te llegue a tiempo. Pásate por aquí; seguramente tienes alguna pregunta que puedan hacer por ti a los señores de BluRay.

    Saludos,

    Ferre

Deja un comentario: